martes, 3 de diciembre de 2019

ENTREVISTA - LEGADO EN LOS HUESOS

Ha pasado un año desde que Amaia Salazar resolviera los crímenes que aterrorizaron al valle del Baztán. Embarazada y decidida a dejar atrás lo vivido en Elizondo, la vida de la inspectora se ve de nuevo alterada por un suceso inesperado: el suicidio de varios presos que dejan una única palabra escrita en la pared de sus celdas, Tarttalo. Los peligros que Amaia creía haber dejado atrás regresan con más fuerza que nunca y la inspectora deberá enfrentarse a este nuevo caso en una vertiginosa investigación amenazada por la presencia de su propia madre.

Legado en los huesos, dirigida por Fernando González Molina tras el éxito de El Guardián Invisible,es la segunda parte de la Trilogía del Baztán, adaptación cinematográfica del fenómeno literario homónimo de la autora ganadora del Premio Planeta Dolores Redondo, cuya obra ha cautivado a más de 2.000.000 lectores.

El Guardián Invisible, fue vista en cines españoles por 600.000 espectadores y recaudó más 3.600.000 euros. Legado en los huesos, la segunda entrega de la trilogía, llegará a los cines el 5 de diciembre de 2019 y Ofrenda a la tormenta, tercera parte y punto final de la historia de Amaia Salazar, se estrenará el 3 de abril de 2020.

Con motivo de su paso por el Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, os ofrecemos la entrevista que realizamos a su director Fernando González Molina y a los actores Marta Etura, Imanol Arias y Francesc Orella.

Carlos.- Fernando, ¿qué supone para un navarro como tú poder hacerse cargo de la obra literaria de Dolores Redondo?

FERNANDO GONZALEZ MOLINA.- Bueno, mi proceso con las novelas es que yo no las conocía ni tampoco a Dolores. Cuando las leí me interesaron las historias más allá del fenómeno, que luego fue creciendo y creciendo. Evidentemente, no quieres decepcionar a los lectores, pero yo vivo la experiencia de las películas de manera absolutamente autónoma, y como no es mi primera vez, porque he adpatado ya algunas novelas, y algunas de bastante éxito, entonces, simplemente, me interesan las historias y voy a por ellas. Más que por adaptar las novelas de Dolores, que sí, pero me siento más orgulloso de rodar una película que suceda en Navarra, que muestre Navarra, que muestre Pamplona, que enseñe los navarros y Navarra al mundo, y eso fue lo que me gustó y disfruté. Para mi fue muy emocionante rodar en Elizondo la primera película, pero fue mucho más emocionante rodar en Pamplona la segunda y la tercera, porque, realmente, tomamos el centro. Son los lugares donde yo vivo, donde yo paseo, donde yo tomo cañas, donde están mis padres.... entonces, claro, ver la ciudad tomada, rodando, es algo muy bonito. 

Carlos.- Marta, ¿tomaste referencias a la hora de preparar tu papel?

MARTA ETURA.- La verdad es que no. Yo me centro mucho en el guión, de hecho no leí las novelas hasta después porque no quería contaminarme, en el sentido de que en las novelas hay tantísima información, y el cine es otro lenguaje, tienes que coger la esencia de las novelas y comprimir. Yo quise concentrarme en el guión, porque yo me debo a él y al director. Es un personaje que está muy bien escrito, muy rico, he tenido unas directrices exquisitas por parte de Fernando, y entonces no he necesitado más.

Carlos.-  Francesc, Imanol, ¿sentisteis una presión extra al interpretar a estos personajes al tratarse de unos personaje literarios basados en unas novelas de tanto éxito?

FRANCESC ORELLA.- Yo en particular, no especialmente. Está claro que viene de una novela y se supone que la película debe ser fiel a ella, pero en mi caso el personaje estaba muy bien descrito, y no quiero que influya el hecho de que tengas que estar a una altura determinada, en todos los trabajos que hago intento dar lo mejor, lo que sé, y lo que puedo aportar.

IMANOL ARIAS.- En mi caso mira, se publicó que iba a hacer una película y llevaba en la misma una semana. Hasta entonces no tuve ninguna presión. A partir de entonces llegaban tantas comunicaciones de lectores donde me hablaban que les gustaba tanto el personaje literario del Padre Sarasola que entonces sí que empezó a entrarme cierto nerviosismo, en el sentido de estar en una historia en la que hay un personaje que al lector le altera, y es por lo misterioso que es. Entonces, la duda que me entraba era, ¿realmente el personaje les fascina porque métricamente en la novela tiene un misterio con el mal, es tan ambiguo, que les produce dentro del thriller una inquietud extra. No es como en esas películas en las que estás en familia y el cuñado está muy tranquilo, todo el mundo piensa que él es el malo (risas). En esta película no, el espectador ha encontrado un personaje diferente y ambiguo. Se trata de un sacerdote diferente, es un científico, es poderoso en la curia romana pero no quiere ser Papa... Ha habido otros exorcisadores que han ido a ser Papas, y algunos Papas muy reaccionarios, que vienen de ese poder, del poder del conocimiento del mal. Eso en la novela y en la película está muy presente, y entonces me decía "esto hay que vibrarlo y mucho". 

1 comentario:

NOTICIAS CINE - 11 DE DICIEMBRE

LA VERDAD El realizador japonés Kore-eda Hirokazu  presentará en Madrid el próximo sábado 21 de diciembre su película La verdad , prime...