sábado, 13 de enero de 2024

ENTREVISTA A MAITE ALBERDI, DIRECTORA DE "LA MEMORIA INFINITA"

Tras el gran éxito de crítica y público cosechado con El Agente Topo (Nominación al Óscar a Mejor Largometraje Documental y Premio del Público en el Festival de San Sebastián), La memoria infinita, es la nueva película de Maite Alberdi, ganadora del Premio Forqué y nominada al Goya a mejor película iberoamericana que tuvo su estreno mundial en el pasado Festival de Sundance donde se alzó con el Premio del Jurado en la sección Documental (World Cinema). Durante su estreno en Chile ha conseguido ocupar el número 1 de la taquilla, desmarcando a Barbie y a Oppenheimer y conviertiendose en una de las películas chilenas más taquilleras de todos los tiempos.

La memoria infinita cuenta una gran historia de amor de más de dos décadas y a la vez, la de un país marcado por una dictadura. Está protagonizado por la pareja integrada por el periodista Augusto Góngora y la ex-ministra chilena Paulina Urrutia. Ambos tendrán que aprender a convivir después de que Augusto sea diagnosticado con Alzheimer.

La película tuvo su estreno nacional en el Festival de San Sebastián donde compitió en la sección Perlak, que reconoce a los largometrajes más destacados del año, aún inéditos en nuestro país y logró una puntuación de 8,99.

SinopsisAugusto, un conocido periodista cultural chileno, y Paulina, actriz y ex ministra de cultura, han estado juntos y enamorados desde hace más de 25 años. Cuando la memoria de Augusto empieza a debilitarse, aprenderán a reinventar la forma de relacionarse entre ellos, haciendo evidente que el amor que se tienen y su sentido del humor son inquebrantables.

Producida por Fábula (Una mujer fantástic, Ema), Micromundo Producciones (El Agente TopoChicken and Egg Pictures e Inmaat Productions.

Bteam Pictures y Filmin han estrenado la película en cines en nuestro país este pasado viernes 12 de enero.

Gracias a nuestr@s amig@s de Bteam Pictures hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Maite Alberdi, directora de la cinta. Este es el resultado de la entrevista:

Carlos.- Maite, ¿cómo conoces la historia de Augusto y Paulina?

MAITE ALBERDI.- Bueno, los conocí de manera casual, tuve mucha suerte. Son personas que conocía públicamente, personas que he admirado toda mi vida. Cuando Augusto tuvo Alzheimer decidió contarlo a través de una entrevista en una revista muy importante. Fue muy valiente. Tiempo después me los encontré, no los conocía personalmente, y los vi en un espacio de trabajo. Me di cuenta que ella lo llevaba al trabajo, y quedé muy sorprendida, porque la gente que trabajaba con ella lo integraba. ¡Era la primera vez que yo veía una persona con demencia siendo parte de la sociedad! Los vi muy enamorados, entonces ahí los invité a hacer la película.

Carlos.- He encontrado paralelismos evidentes respecto a tu anterior película, El Agente Topo. ¿Qué te lleva a hablar sobre el envejecimiento?

MAITE ALBERDI.- Siento que son muy distintas las aproximaciones en ambas películas. En “El Agente Topo” se trataba de cómo las personas mayores están solas y aisladas de la sociedad y abandonadas por sus familiares, mucho antes de la pandemia. Es este caso es la antítesis, es una persona que está llena de amor en sociedad, claramente el COVID lo aisló, como nos aisló a todos, pero antes de eso era una persona que estaba totalmente siendo parte de la sociedad y siendo parte un grupo.

Carlos.- Últimamente pienso en la suerte que tenemos en una parte del mundo, de poder ir a la escuela, al instituto, a la Universidad. Pensamos que prácticamente todo lo que nos tienen que enseñar está ahí, pero no es así. La vida y la experiencia son nuestra gran escuela, la mayoría de cosas importantes no se enseñan en un aula. Esta película me ha hecho reforzar este pensamiento, y encuentro que piezas como la tuya deben servir para ser un punto de inflexión y que la gente pueda compartir y pueda hablar de temas que no hacemos ningún bien en ocultarnos (salud mental, la vejez, etc.)

MAITE ALBERDI.- Yo creo que esa es la gran gracia del cine. Finalmente, todo el cine, como dices tú, es una escuela de la vida, viene a mostrarnos la experiencia y experiencias que no tenemos la suerte de ver íntimamente, y que nos plantean preguntas, preguntas que efectivamente nadie nos hizo académicamente en la escuela, porque hemos entendido los aprendizajes desde otro lugar. Nadie te prepara para la vida, pero el cine te muestra aproximaciones. Y creo que eso es lo que hace también “La memoria infinita”, efectivamente, es como decir, mira, nos han planteado el Alzheimer de una forma, que en general es como bien dramática y enfocada en el olvido, y acá tienes una pareja que decide vivir el Alzheimer como un contexto y como un desafío y no como una tragedia. Eso no te lo muestra nadie, y en cambio ves una pareja que logra hacer pareja, que está enamorada, y a un hombre que hasta el final recuerda muchas cosas, no olvida todo. También tiene que ver con una memoria emocional que es infinita, de ahí el título de la cinta.

Carlos.- En ese punto, el trabajo de Paulina es imprescindible, increíble, increíblemente bonito. Quería que nos hablaras de ella, ¿qué relación tenéis?

MAITE ALBERDI.- Yo creo que es bien particular la figura de ella, para mi es tan protagonista como Augusto. Es una mujer con una mega carrera que decide parar su vida un rato para cuidar a su marido. Es un acto muy valiente el acto del cuidado en esta enfermedad, muchas veces te dicen que las personas con Alzheimer son violentas, que se ponen agresivas, y acá nunca vimos a una persona violenta. ¿Por qué? Porque tenía a su lado una cuidadora que siempre le recuerda quién es, donde está y su pasado. Augusto nunca siente la ausencia de la memoria, tiene a una testigo de su historia. Paulina se asume como testigo de su historia, ella dice “yo soy actriz, llevo mi vida repitiendo, qué me cuesta repetir en mi casa la emoción veinte veces, si es algo que estoy acostumbrada a hacer”. Es un ejercicio muy cariñoso y valiente también el de ella, el decir “yo estoy aquí, estoy en este presente, este es mi presente ahora, no va a ser mi realidad para siempre y esto lo hago con cariño”. Esto es muy excepcional.

Carlos.- ¿Qué has aprendido y con qué te quedas de haber hecho La Memoria Infinita?

MAITE ALBERDI.- He aprendido que no hay una sola forma de vivir el amor. Yo creo que las relaciones pueden evolucionar, que hay una memoria emocional, que es permanente, y que no tiene que ver con la información, sino que el dolor y el amor van a quedar siempre, aunque te olvides de los detalles racionales de tu historia.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Esta entrevista deja frases lapidarias, de esas que lo explican todo con pocas palabras y recalan para siempre en la memoria. Frases como:
    Nadie te prepara para la vida, pero el cine te muestra aproximaciones.
    Y esta otra:
    He aprendido que no hay una sola forma de vivir el amor.
    Estoy deseoso de ver la cinta, y mucho más tras los comentarios de la directora.
    Gran entrevista Carlos. Gracias!!

    ResponderEliminar

ENTREVISTA A JORDI BOQUET CLARAMUNT, RESPONSABLE DEL PROYECTO "RIURE", SELECCIONADO POR LA INCUBADORA DE LA ECAM

La Incubadora   es un programa de desarrollo de largometrajes dirigido a productores, directores y guionistas emergentes residentes en Espan...