jueves, 25 de abril de 2019

BCN FILM FEST - DÍA 3

24 DE ABRIL

En el tercer día del BCN Film Fest de este año, acudimos al pase de prensa de dos películas: La tragedia de Peterloo, de Mike Leigh; y La importancia de llamarse Oscar Wilde, de Rupert Everett. Para finalizar, acudimos al encuentro-coloquio que el director británico Mike Leigh ha tenido con público y prensa.

La reseña de La tragedia de Peterloo no os la podemos ofrecer hasta la semana de su estreno, así que tendréis que esperar hasta la semana del 10 de mayo para leerla. Vamos con el resto.

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE OSCAR WILDE

De Rupert Everett. Con Rupert Everett, Colin Firth y Emily Watson.

Première catalana. Ópera prima. El protagonista de películas como La boda de mi mejor amigo o Un marido ideal se pone al frente de un reparto lleno de caras conocidas en su debut como director, un biopic en el que el actor británico interpreta al escritor Oscar Wilde en el ocaso de su vida en Francia, intentando recuperar la gloria de los buenos tiempos. 

Sinopsis: El escritor Oscar Wilde sale de prisión después de cumplir la condena de trabajos forzados que las autoridades le impusieron dos años antes por conducta homosexual. Víctima de la intolerancia de la sociedad inglesa de la época, que le ha arrastrado a la ruina económica, física y anímica, Wilde se exilia a Francia. Aquí pasará la última etapa de su vida, intentando recuperar los días de gloria, fama y amor de los buenos tiempos. Pero alcanzar este sueño será imposible.

Debo reconocer que escribo esta reseña y que he visto la película sin ser un entendido en la persona de Oscar Wilde, así que voy a dar por hecho que, dentro de las consabidas licencias creativas de cada película, ésta es bastante fiel a los hechos que la misma está contando.

Lo mejor de la película es, sin dudarlo, la interpretación que Rupert Everett hace sobre Oscar Wilde, mostrándonoslo como una persona sin control, a medio camino entre la desesperación y el odio hacia cómo le ha tratado la vida desde su inculpación por actos deshonestos al descubrirse públicamente su homosexualidad. Everett nos muestra a un Wilde que resulta ser un espiral de autodestrucción imparable; en este sentido, si Thomas Hobbes dijo aquello de que "el hombre es un lobo para el hombre", en este caso, Oscar Wilde tenía a su lobo dentro, devorándolo a él mismo y a todas las personas que le rodeaban, sin que el pudiera hacer nada al respecto.

La importancia de llamarse Oscal Wilde nos muestra el calvario vivido los últimos años por el escritor irlandés, así como los sin límites de una sociedad para no aceptar y tolerar la diversidad, una sociedad de finales del siglo XIX que, a día de hoy, en pleno siglo XXI, no ha evolucionado en este sentido todo lo que debiere.

Puntuación Latidos por el cine: 7 sobre 10.

ENCUENTRO-COLOQUIO CON MIKE LEIGH

El prestigioso director británico, responsable de títulos como Mr. Turner o El Secreto de Vera Drake, y nominado hasta cinco veces al Premio Oscar, ofreció un coloquio abierto a público y prensa. En él, contestando a las preguntas de los asistentes hablós obre su carrera y su última película, La tragedia de Peterloo, que tiene su première española en el BCN FILM FEST, donde compite en la Sección Oficial.

Preguntado, en relación a ciertas circunstancias que rodearon la verdadera tragedia de Peterloo, comentó que "la historia siempre se repite en algún momento, estamos acompañados de un público muy inteligente, y creo que no hace falta explicar nada más."

"Todas mis películas analizan la humanidad tal y cómo es, descubren a las personas, a la sociedad. Mis películas descubren las mismas preocupaciones, que son las que compartimos todos", dijo contestando a otra pregunta el director británico.

Preguntado sobre si tuvo problemas en que los estudios le aceptaran la versión final del metraje, de 152 minutos, comentó "La tragedia de Peterloo ha sido financiada por Amazon Studios, siempre tuvieron una actitud fantástica y me han otorgado total libertad en todo. Cuando llevamos la película a Nueva York la película duraba incluso veinte minutos más." A otra pregunta sobre la película, continuó comentando sobre la misma que "La tragedia de Peterloo trata de una asamblea en la que participan muchos soldados que habían participado en Waterloo. Es un hecho verídico que uno de los soldados fue herido en Peterloo y falleció dos semanas después. Se hizo lo posible por investigar los hechos y condenar a los culpables, pero fue una investigación que a las autoridades les interesó silenciar."

Sobre si da por finalizada o no su etapa de dirigir obras teatrales, en tono de humor contestó que "si me atraganto con un hueso de pollo esta noche no habrá más teatro. Hacer películas es mucho más difícil que hacer teatro. Dirigió su última obra en el año 2011, pero no he acabado de hacer teatro, eso sí, si me das a elegir un amor elijo el cine."

Por último, a la pregunta de si en algún momento hará alguna serie, respondió que "no me veo. Una película requiere mucho tiempo de preparación. Es una cuestión de tiempo, primero tienes que hacer un episodio piloto, el primer capítulo, y una vez funciona, hacer el segundo, el tercero, etc, creo que me solaparía. Dólar por dólar, euro por euro, libra por libra, hacer una serie es mucho menos rentable que hacer una película. La televisión no me pone. Prefiero la experiencia de ver una película en comunidad, compartir la experiencia en el cine, con las luces apagadas, y donde no puedes parar la película cuando quieras ni cambiar de canal."  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ABIERTO EL PLAZO PARA LA INSCRIPCIÓN DE PROYECTOS EN LA 3a EDICIÓN DE LA INCUBADORA

Este mes se ha abierto la convocatoria de inscripción de proyectos de la 3ª Edición de La Incubadora , el programa donde participó Lucía Al...