jueves, 27 de enero de 2022

ENTREVISTA A MANUEL CAMPO VIDAL - "MANUEL CAMPO VIDAL: PASIÓN POR LA COMUNICACIÓN"

Filmin estrena este viernes 28 de enero, en exclusiva en España, la película
Manuel Campo Vidal: Pasión por la comunicación, retrato personal y profesional de uno de los comunicadores más influyentes de España en las últimas décadas. Presidente de la Academia de la Televisión entre 2006 y 2018, presentador de los informativos de Televisión Española y Antena 3 en distintas etapas, director y presentador de "Hora 25" en la Cadena SER, directivo de Antena 3 y moderador en diversos debates electorales, Manuel Campo Vidal se abre en una extensa entrevista en este documental dirigido por su hermano, Luis Campo Vidal.

La película cuenta con la participación de Mercedes Milá, Olga Viza, Lluís Bassets o el sociólogo Manuel Castells, entre otras personalidades que coincidieron con Campo Vidal en alguna de las etapas de su vida. El documental parte de la pequeña localidad oscense de Camporrells, donde nació el periodista en 1951, y recorre su vida pasando por su activismo político durante su juventud, sus primeros pasos en la profesión en el diario Tele/eXprés de Barcelona, y su salto a la televisión a principios de los 80. En la película descubrimos, por ejemplo, qué políticos le tentaron para que diese el salto a la política, la importancia de Manuel Castells o Manuel Vázquez Montalbán en sus inicios, cómo vivió la llamada Guerra del Futbol por los derechos televisivos en los años 90, o su labor como escritor y director de documentales en todos estos años. Especial atención merece el primer debate electoral televisado de nuestra Democracia, en 1993 entre Felipe González y José María Aznar, del que Campo Vidal fue moderador y uno de sus principales impulsores.

Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a su protagonista. Aquí tenéis el resultado de la entrevista:

NOTA: Recojo el consejo de Manuel Campo Vidal, y este sería mi titular de la entrevista: "Manuel Campo Vidal: Vocación y Compromiso" (lo entenderán cuando lleguen a la última pregunta)

Carlos.- ¿Cómo ha evolucionado el periodismo desde sus inicios hasta ahora?

MANUEL CAMPO VIDAL.- En esencia el periodismo es el mismo, pero han cambiado los medios técnicos, han cambiado los formatos, han cambiado las empresas, han cambiado las formas de publicidad y de comercialización. Luego, como es lógico, ha tenido que evolucionar la formación de los periodistas, ahora más tecnológicos, más multimedia, más dispuestos a trabajar para varios medios al mismo tiempo. Pero yo diría que es muy importante que el periodismo en esencia se mantenga como una voluntad de trasladar información y una voluntad de prestar un servicio a la ciudadanía contrastando siempre la verdad. 

Carlos.- ¿Qué define a un buen periodista y qué define a un buen comunicador?

MANUEL CAMPO VIDAL.- Un periodista no es bueno si no comprueba el origen de las noticias, y tengo que decir con tristeza que hay muchos periodistas que parece que el día que explicaron lo de consultar una segunda o una tercera fuente para garantizar la veracidad de la información faltaron a clase. El periodista que no contrasta las noticias no es un buen periodista, y el comunicador que no se hace entender, y que muchas veces arrastra el lenguaje técnico sin tratar de traducirlo y sin tratar de clarificarlo, pues no es un gran comunicador, no gana cercanía y si no te entienden, pues no comunicas. 

Carlos.- ¿Qué le sugiere esta frase: "La información es poder"?

MANUEL CAMPO VIDAL.- La información es poder en todos los ámbitos de la vida, porque información puede ser comercial, información puede ser de la bolsa, información puede ser en una pequeña comunidad, en una gran empresa, información es también una receta o una fórmula para producir un medicamento, etc. En definitiva, la información es muy importante. Otra cosa es la gran cantidad de presiones que a veces a través de la información y utilizando los medios, desgraciadamente, se hace sobre determinadas personas, determinados gobiernos, determinadas empresas, y eso es francamente una malversación de la capacidad informativa, del poder informativo.

Carlos.- Cuando usted empezó como periodista había dos televisiones, a parte de la prensa escrita y la radio. ¿Qué opina de la proliferación de medios (redes sociales sobre todo) existente en la actualidad?

MANUEL CAMPO VIDAL.- Hay que vivir los tiempos. La revolución tecnológica nos ha traído que donde, efectivamente, había dos cadenas de televisión, por no decir una y media, ahora hay centenares de cadenas y de oferta. Ha habido una multiplicidad de los canales y eso ha generado una fragmentación de las audiencias y una pulverización, muchas veces, de los públicos objetivos para poderles dirigir la publicidad, que es necesaria para que puedan ser rentables y poder ser independientes los medios. Por lo tanto, yo creo que hoy hay que hacer el periodismo teniendo en cuenta que todo está mucho más fragmentado, y son las condiciones que se nos dan. Habría que trabajar en aquel mapa de la comunicación en el que yo empecé, y hay que seguir trabajando en este mapa de la comunicación actual.

Carlos.- ¿Podría decirnos una noticia que le hiciera especial ilusión comunicar, y otra que no hubiera querido narrar nunca?

MANUEL CAMPO VIDAL.- A mi me hizo especial ilusión el 1 de enero de 1986 abrir el Telediario de las 15:00 horas en TVE diciendo "Buenas tardes, España ya somos miembros oficialmente de la Comunidad Económica Europea", fue una enorme satisfacción, una lucha de muchos europeístas, aquí la dictadura no quería saber nada de Europa porque le exigía democracia, y fue una gran noticia. Y desde luego, dimos muchas noticias que ojalá no hubiéramos dado nunca, porque no se hubieran producido de atentados terroristas realmente muy crueles, muy crueles en este país.

Carlos.- En su opinión, ¿qué le sobra y qué le falta a la televisión actual?

MANUEL CAMPO VIDAL.- A la televisión no le falta casi nada, porque es tan amplio la cantidad de cadenas y de programas, que hay casi de todo. Lo que a mi me gustaría es que hubiera algunas cadenas, que algunos debates interesantes, que algunos documentales, que algunos programas de interés, no los relegaran a la madrugada, y estuvieran mucho más presentes en el prime time. Me gustaría una mejor organización, pero claro, es que con tanta cadena, realmente hay mucha diversidad de formatos y mucha diversidad de programas. Así que hay mucho, pero tiene que ser más conocido y ojalá estuviera mejor ordenado.  

Carlos.- Viendo el documental y la cantidad de buenos periodistas que hemos tenido siempre en nuestro país, tengo un poco la sensación que por parte de la sociedad existe cierta falta de reconocimiento hacia los grandes comunicadores y comunicadoras que tenemos. ¿Opina lo mismo?

MANUEL CAMPO VIDAL.- No necesariamente, yo creo que en este país hay mucha gente que se esfuerza. Hemos reconocido el valor de los sanitarios, que van por delante, es admirable. Hemos reconocido el valor de los bomberos, el valor de muchas policías de seguridad, etc. Yo creo que no tiene que haber necesariamente un reconocimiento especial de los comunicadores. A mi me han hecho ese reconocimiento en una iniciativa muy particular, de mi hermano Luis, que yo lógicamente agradezco, del mismo modo que agradezco a todos los colegas, compañeros, profesores, etc que han querido intervenir en el documental, lo agradezco muchísimo.

Carlos.- ¿Qué sintió al moderar el primer debate electoral televisado?

MANUEL CAMPO VIDAL.- Mira, yo era estudiante en París, estudiaba sociología, cuando en el año 1974 se produjo el primer debate que yo vi, que era el debate en las elecciones presidenciales francesas entre Valéry Giscard d'Estaing y François Mitterrand. Yo pensé en aquel momento, en el año 74, donde todavía vivía Franco, que algún día habría democracia en mi país, y que algún día igual en la televisión se podría hacer un debate de esa naturaleza. Tardaron diecinueve años, pero diecinueve años más tarde, en 1993, aquello se hizo realidad, y yo pude organizar, negociar y moderar aquel debate, con lo cual sentí que aquel deseo de joven estudiante en París se había cumplido.

Carlos.- Díganos por favor cuál ha sido uno de los momentos más dulce y uno de los  momentos más amargo de su carrera.

MANUEL CAMPO VIDAL.- Cuando conseguimos los debates siempre son momentos dulces, aunque es todo una situación muy tensa. El momento más amargo siempre son los cierres, yo cuando era periodista en Barcelona en un periódico que se llamaba "Tele/eXpres", un día quedamos más de 200 periodistas en la calle, cerraron cuatro periódicos, un semanario, una revista mensual y una editorial, todo del grupo Mundo. Fue una gran tristeza y una gran fustración. Muchos tuvimos que emigrar, yo soy emigrante doble, emigré con mis padres, me llevaron desde Camporells, desde el Pirineo Aragonés a Barcelona, y luego emigré por razones profesionales a título individual a Madrid. Yo creo que cuando se producen los cierres patronales, cuando se producen los cierres de los medios, o cuando ves que el esfuerzo de tantas personas y la ilusión se pierden, dejando en la orfandad a muchos lectores que confían en aquel medio y en aquellos periodistas que a ver si pueden volver a la profesión, pues es un momento de amargura.

Carlos.- ¿Con qué compañero o compañera que no lo haya hecho todavía le gustaría trabajar?

MANUEL CAMPO VIDAL.- Pues con muchos, porque hay muy buena gente en el periodismo. Yo presenté los telediarios una época de mi vida con Concha García Campoy, tuve una magnífica relación profesional. He trabajado con otras personas en la radio, he compartido noches electorales con Iñaki Gabilondo, en la SER, o con Luis Mariñas en TVE, por ejemplo. Yo creo que la profesión está llena de personas enormemente interesantes y la vida es la que determina si tienes la posibilidad de trabajar con unos o con otros. Pero repito, hay muy buena gente, gente formada y que cree y se toma muy en serio el periodismo. Con cualquiera de ellos yo trabajo a gusto. 

Carlos.- Para finalizar, ¿cuál sería su titular para esta entrevista?

MANUEL CAMPO VIDAL.- Hombre, si yo te digo el titular queda feo. Hazlo tú Carlos, que tienes intuición y lo verás. Yo he vivido cincuenta años de periodismo que están reflejados en ese documental, y he tenido la inmensa suerte de trabajar en prensa, en radio y en televisión, y además todo por duplicado, porque en la prensa estuve trabajando tanto en Madrid como en Barcelona, en la televisión he trabajado tanto en la televisión pública como en la privada, por lo que he sido un periodista que he movido mucho y ello me ha permitido desarrollar una carrera profesional muy satisfactoria, porque a mi me gusta comunicar, y me gusta tanto dar una conferencia, como dar una clase o hacer un programa de radio o de televisión. La vida me ha permitido que eso fuera así. 

1 comentario:

  1. Pues me parece muy acertado el titular. Enhorabuena Carlos por la entrevista a uno de los más grandes comunicadores.

    ResponderEliminar

RESEÑA "LABORDETA, UN HOMBRE SIN MÁS"

Sinopsis e introducción Sinopsis : Septiembre de 2010. Más de 50.000 personas despiden en el palacio de la Aljafería a Labordeta. Profesor d...