lunes, 4 de abril de 2022

QUÉ POCO SE HA HABLADO DE LA RETIRADA DE BRUCE WILLIS DEL CINE...

La semana semana pasada conocíamos que el actor Bruce Willis se veía obligado a dejar el mundo de la interpretación debido a que padece afasia, 
una enfermedad que impide que te comuniques, pudiendo afectar a tu capacidad de hablar, escribir y comprender el lenguaje tanto verbal como escrito. La afasia suele presentarse de forma repentina después de un accidente cerebrovascular o una lesión en la cabeza.

Mala noticia para el mundo del cine, que pierde a uno de sus iconos del cine de los 80 y, sobre todo, de los 90. Personalmente, creo que se ha hablado muy poco en los medios de ello, y de aquí éste artículo.

Siempre me ha gustado el cine de acción, me refiero al cine de acción de verdad, ese que tuvo su época dorada en los 80 y 90, ese que ya no se hace. Recuerdo mis primeras tomas de contacto con el género, acudiendo a los prácticamente olvidados videoclubs y alquilando películas de Charles Bronson y Chuck Norris, sin olvidar la versión más cómica pero entrañable del género con Terence Hill y Bud Spencer. Luego, evidentemente, llegaron a mi retina cinéfila Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger, los reyes indiscutibles del género, a los que con el paso del tiempo se subieron por derecho propio Jean Claude Van Damme, Steven Seagal o Wesley Snipes, pero antes de eso ya se había colado en medio de ellos el bueno de Bruce Willis. Todos ellos son mis referentes del género de acción en una época dorada del cine en general, y en la mayor época de esplendor del género, al menos para mi, época que no creo que regrese, ni que pueda encontrar a referentes absolutos del mismo, al menos con su carisma, con permiso de los Jason Statham, Dwayne Johnson o Liam Neeson posteriores. ¡Perdón si me dejo alguno!

¡Gran pérdida la del calvorota Willis! Rindámosle un merecido homenaje haciendo un repaso por el recuerdo que tengo de sus cintas.

Y el primero de ellos es para la televisión, y la serie Luz de luna, serie con la que se dio a conocer en todo el mundo. La serie sobre una pareja de detectives encarnados por Willis y por Cybill Sheperd 
empezó a emitirse en 1985, y en España lo hizo al principio por La 2. En la serie ya descubrimos el carácter canalla, despreocupado y seductor que imprimiría Willis a la mayoría de sus personajes.

Ya en pantalla grande empecé viendo a Bruce Willis en Cita a Ciegas, donde interpreta a Walter Davis, un ejecutivo adicto al trabajo que dedica muy poco tiempo a su vida privada. Un día necesita una acompañante para ir a una cena de negocios con un cliente japonés, y su hermano le propone ir acompañado de Nadia, una chica nueva en la ciudad, interpretada por Kim Basinger.

Y atención porque redoblan los tambores al anunciarse la siguiente película. Nada más ni nada menos que uno de los iconos del cine de acción, una de mis pelis favoritas para ver en Navidad, y esa no es otra que el peliculon que se marcó John McTiernan con Jungla de Cristal, estrenada en el año 1988, con Willis interpretando a un personaje icónico en el mundo del cine, el policía de Nueva York John McClane. En el reparto encontramos a la Srta Gennaro, interpretada por Bonnie Bedelia, a otro icono, Alan Rickman interpretando al malo malísimo Hans Gruber (ladrón, no terrorista) o a Reginald VelJohnson (Carl Winslow en Cosas de casa) interpretando al bonachón agente de policía Sargento Al Powell. ¡Qué voy a decir ya a estas alturas de Jungla de Cristal. Imposible imaginarla sin Willis. Película icónica con momentos y frases memorables, y es cierto, porque si Willis pasaba así la Navidad, yo tampoco me perdería el año nuevo a su lado, y realmente sólo él podría cabrear a alguien del modo en el que lo hace en la película. En mi recuerdo, para siempre "Ahora tengo una ametralladora, ho, ho, ho", y en el de todos su ya célebre "Yipee-kay-yai...hijo de puta". Gracias Bruce porque contigo aprendí que una manera de relajar el cansancio y el estrés del día a día es caminar descalzo por una alfombra, lástima que los suelos amoquetados no se estilen por esta parte de Europa.

A La Jungla de Cristal, le seguiría su segunda parte La Jungla 2 (alerta roja) -1990-, que no está ni mucho menos a la altura de la primera, pero tampoco merece estar en un lugar tan bajo como la ponen algunos. ¡¡Qué mayor tensión para mantener al espectador/a medio en sus butacas que poder provocar uno de los mayores desastres del mundo dejando a todo un aeropuerto como el de Washington sin luz!!

Por mi retina cinéfila le seguirían las películas siguientes.

El Gran Halcón
 -1991-, donde interpreta a Eddie Hawkins, más conocido como "El Gran Halcón", un ladrón de guante blanco que después de cumplir una condena de diez años de prisión ha decidido vivir como una persona honrada. Sin embargo un hombre llamado Mayflower amenaza con matar a su amigo Tommy si no roba una serie de obras de Leonardo Da Vinci.

El último boy scout -1991-, dirigida nada más y nada menos por el tristemente fallecido Tony Scott, donde Willis intepreta a Joe Hallenbeck, un detective privado en horas bajas, que había sido uno de los más importantes agentes del servicio secreto norteamericano, pero cuya carrera terminó al enfrentarse a un político corrupto. Por su parte, Jimmy Dix, una gran estrella del fútbol, cae en desgracia al verse involucrado en un escándalo. Ambos unirán sus fuerzas para resolver un turbio caso en el que se ven implicados.

La muerte os sienta tan bien
-1992-, del genio Robert Zemeckis, una joyita donde Willis interpreta más un papel de comedia. En la cinta, 
La actriz Madeline Ashton (Meryl Streep) le "roba" el prometido, el cirujano plástico Ernest Menville (Bruce Willis), a su amiga Helen (Goldie Hawn) y se casa con él. Siete años después, Madeline solo vive por y para su físico, Helen tiene sobrepeso y depresión, y Ernest es un borracho y maquilla cadáveres. Pasan otros siete años, Helen ha escrito un libro y, para sorpresa y horror de Madeline, está delgada y guapa por lo que la actriz teme que intente robarle a Ernest, así que acude a una moderna bruja (Isabella Rossellini) que le proporciona un elixir que le hace recuperar la juventud pero que tiene otros efectos.

Persecución mortal -1993- donde Willis interpreta al detective Tom Hardy, quien pertenece a una familia de origen irlandés afincada en Pittsburgh, que desde hace cinco generaciones forma parte de la policía de la ciudad. En cambio, la rama italiana de la familia, encabezada por su tío Nick De Tillo, se dedica desde siempre a diversas actividades delictivas. Tom, con la ayuda de su padre, le sigue la pista a un peligroso psicópata, pero durante la persecución sufren un accidente en el que el padre resulta muerto. Jimmy De Tillo, primo de Tom, es detenido como principal sospechoso.

¡Otro redoble por favor! Y es que la siguiente de la lista es un clasicazo del año 1994, una obra maestra (¡y cuál no!) del maestro Quentin Tarantino, señoras y señores, con todos ustedes.... Pulp Fiction, donde las vidas de dos mafiosos, un boxeador, la esposa de un gángster y un par de bandidos se entrelazan en cuatro historias de violencia y redención. Un clásico de Tarantino con unos estelares Uma Thurman, John Travolta, Samuel L. Jackson, Steve Buscemi o Harvey Keitel, por citar algunos. Increíble historia, increíbles interpretaciones e increíble banda sonora. I M P R E S C I N D I B L E 

El color de la noche -1994-, tórrido thriller donde el personaje de Willis atormentado por el extraño suicidio de una paciente, un prestigioso psicólogo abandona su consulta y se instala en Los Ángeles en busca del apoyo de su amigo Jim que, a su vez, se encuentra muy alterado por las incesantes amenazas de muerte de que está siendo objeto. Poco antes de ser asesinado, Jim confiesa que sospecha de cinco pacientes a los que está tratando en una terapia de grupo.

Jungla de cristal: la venganza
-1995-. ¡Gracias John McTiernan por volver a la franquicia! Esta película es la demostración de que terceras partes pueden ser sublimes, y he aquí el ejemplo. En la película, John McClane debe hacer frente a Simon Gruber (¿os suena el apellido?), quien siembra el terror en las calles de Nueva York haciendo explotar una serie de bombas. McClane y el propietario de una tienda de Harlem, Zeus (Samuel L. Jackson), son el objetivo de Gruber, quien asegura que seguirá detonando bombas a menos que McClane y Zeus accedan a jugar con él a un juego llamado "Simón dice", donde deberán enfrentarse a las más retorcidas pruebas ideadas por el fanático terrorista. ¡Una gincana no apta para cardíacos!

12 monos -1995-, un clásico de Terry GilliamAño 2035. Tras la epidemia provocada por un virus asesino que ha matado a millones de personas, los supervivientes se refugian en comunidades subterráneas, húmedas y frías. El prisionero James Cole se ofrece como voluntario para viajar al pasado y conseguir una muestra del virus, gracias a la cual los científicos podrán elaborar un antídoto. Durante el viaje conoce a una bella psiquiatra y a Jeffrey Goines, un excepcional enfermo mental. Cole tratará de encontrar al ”Ejército de los 12 Monos”, un grupo radical vinculado a la mortal enfermedad. Una incursión perfecta de Bruce Willis en el género fantástico y de ciencia ficción, apoyado magistralmente por Brad Pitt y Madeleine Stowe.

El quinto elemento -1997-, nueva incursión de Willis en el fantástico de la mano del maestro galo Luc Besson, acompañado de los siempre solventes Milla Jovovich y Gary Oldman. Cada 5.000 años se abre una puerta entre dos dimensiones. En una dimensión existe el Universo y la vida. En la otra dimensión existe un elemento que no está hecho ni de tierra, ni de fuego, ni de aire, ni de agua, sino que es una anti-energía, la anti-vida: es el quinto elemento.

The Jackal (Chacal)
-1997-, menudo reparto acompaña a Willis, Richard Gere, Sidney Poitier , J.K. Simmons o Jack Black, por citar algunos. A un asesino sin escrúpulos, conocido por el pseudónimo de "Chacal", lo contrata un jefe de la mafia rusa para que elimine a un alto mandatario del gobierno de los Estados Unidos como represalia por la muerte de su hermano. El director del FBI se enfrenta al reto más grande de su carrera: con la ayuda de Valentina Koslova, una agente de la inteligencia rusa, tendrá que localizar a "Chacal" y echar por tierra sus planes. Pero, para ello, necesita la colaboración de alguien que piense como él: Declan, un antiguo activista del IRA.

Mercury Rising -1998-, donde Willis interpreta a Art Jeffries, un agente del FBI bastante insolente con sus superiores, razón por la cual le asignan las escuchas telefónicas. Por fin, un día, le encargan la investigación del caso de un niño desaparecido, cuyos padres han sido asesinados. Cuando lo encuentra, resulta ser un autista de nueve años que tiene una prodigiosa capacidad para interpretar códigos del gobierno teóricamente indescifrables.

Armageddon
-1998-, colosal es el cine de Michael Bay, y no menos colosal el reparto que acompañó a Willis a salvar al mundo de la amenaza de un asteroide: Billy Bob Thornton, Ben Affleck, Liv Tyler, Will Patton, Stve Buscemi, Michael Clarke Duncan o Peter Stormare, por citar algunos. En la película, u
n asteroide del tamaño del estado de Texas apunta directamente hacia la Tierra. Los expertos de la NASA tan sólo encuentran una posible solución: enviar a un equipo de astronautas al espacio para que destruya el meteorito antes de que colisione con nuestro planeta. Para ello recurren a Harry S. Stamper, el mayor experto en perforaciones petrolíferas, y a su cualificado equipo de perforadores, para que aterricen en la superficie del asteroide, lo perforen e introduzcan un dispositivo nuclear que al estallar consiga desviar su trayectoria y poder salvar el planeta, evitando así el Armageddon.

Estado de sitio -1998-, con Denzel Washington y Annette Bening acompañando a Willis en el reparto. Tras el secuestro de un líder religioso musulmán por tropas norteamericanas, Nueva York se convierte en el objetivo de una serie de atentados terroristas. Anthony Hubbard, el director del equipo antiterrorista del FBI, y la agente de la CIA Elise Kraft serán los encargados de intentar acabar con la organización criminal. Mientras tanto, el gobierno decide declarar la ley marcial en la Gran Manzana.

El sexto sentido
-1999-, obra maestra de M. Night Shyamalan, acompañan a Willis en el reparto Toni Collette y un genial Haley Joel Osment, el niño de la película, en un duelo interpretativo de armas tomar con Willis. Nos dejó muertos a todos, qué nivel. En la película, el doctor Malcom Crowe (Willis) es un conocido psicólogo infantil de Philadelphia que vive obsesionado por el doloroso recuerdo de un joven paciente desequilibrado al que fue incapaz de ayudar. Cuando conoce a Cole Sear (Haley Joel Osment), un aterrorizado y confuso niño de ocho años que necesita tratamiento, ve que se le presenta la oportunidad de redimirse haciendo todo lo posible por ayudarlo. Sin embargo, el doctor Crowe no está preparado para conocer la terrible verdad acerca del don sobrenatural de su paciente: recibe visitas no deseadas de espíritus atormentados.

El Protegido -2000-, nuevo peliculón de M. Night Shyamalan, esta vez con Samuel L.Jackson acompañando a Willis en pantalla. Tras un accidente de tren, todos los pasajeros resultan muertos, excepto David Dunn (Bruce Willis). Elijah Price (Samuel L. Jackson), un misterioso desconocido, le plantea una extraña hipótesis que explicaría por qué David ha salido indemne del accidente, pero esta explicación, de ser cierta, podría cambiar para siempre la vida de David y la de su familia.

Hostage -2005-, devastado por un fallo en una operación, el negociador de rehenes de la Policía de Los Ángeles Jeff Talley (Bruce Willis) se marcha de la ciudad y se va a vivir con su mujer e hija a una pequeña población en el tranquilo condado de Ventura. Un año después, se deberá volver a enfrentar a otro difícil caso de secuestro con rehenes...

Sin City: Ciudad del pecado
-2005-, peliculón dirigido por Robert Rodriguez, Frank Miller (adaptación de su obra), y Quentin Tarantino. En Sin City, ciudad de policías corruptos y atractivas mujeres, unos buscan venganza, otros, redención, o ambas cosas a la vez. Marv (Mickey Rourke) se propone vengar la muerte de su único amor. Dwight (Clive Owen) es un investigador privado con problemas que resolver. Hartigan (Bruce Willis), el único policía honrado de la ciudad, sigue la pista de una joven que está en manos del sádico hijo de un senador.

16 calles -2006-, dirigida por el mítico Richard Donner. A las 8:02 de la mañana, el detective de la policía de Nueva York Jack Mosley (Bruce Willis) tiene encomendada una misión aparentemente sencilla. El delincuente Eddie Bunker está citado para testificar ante un gran jurado a las 10 en punto, y Mosley debe trasladarlo desde la celda al juzgado, a 16 calles de distancia. Cuando Jack, que tiene serios problemas con el alcohol, mete a Eddie en el asiento trasero de su coche y se dispone a atravesar Nueva York en hora punta, no se da cuenta de que los sigue una furgoneta.

La jungla 4.0 -2007-, o el ejemplo de por qué determinadas franquicias no deben ampliarse.... Un fallido intento de adaptar una de las más icónicas trilogías del cine a los tiempos modernos. Estados Unidos. Un grupo terrorista bloquea el sistema de ordenadores que controla las comunicaciones, el transporte y el suministro de energía. El cerebro de la operación había estudiado minuciosamente hasta el más mínimo detalle, pero no había contado con John McClane (Bruce Willis), un policía de la vieja escuela, pero con los conocimientos necesarios para frustrar una amenaza terrorista de esta índole.

Los sustitutos -2009-, dirigida por  Jonathan Mostow. Ambientada en un mundo futurista donde los humanos viven aislados en interacción con robots, un policía (Willis) se verá forzado a abandonar su hogar por primera vez en años para una investigación. Todo comienza cuando dos agentes del FBI (Willis y Radha Mitchell) son asignados para investigar el misterioso asesinato de un estudiante universitario relacionado con el hombre que participó en la creación del fenómeno high-tech de los sustitutos, que permiten a la gente comprar versiones perfectas de sí mismos -en buena forma, guapos, y controlados por control remoto-. Estas máquinas perfectas acaban asumiendo sus roles vitales, de modo que la gente puede experimentar la vida a través de otro cómodamente sentados en el sofá de su casa. El asesinato pone de manifiesto una cuestión: en un mundo de máscaras ¿quién es real y en quién se puede confiar?

Los mercenarios -2010-, una aparición testimonial en el intento de Sylvester Stallone de resucitar el género de acción, lamentablemente, y pese a la nostalgia que hace nacer la cinta, sólo se quedó en eso, un intento.Un grupo de mercenarios es contratado para infiltrarse en un país sudamericano y derrocar a su despiadado y corrupto dictador. Una vez allí, se verán atrapados en una telaraña de engaño y traición. Una vez fracasada la misión, tendrán que enfrentarse a un reto aún más difícil; salvar la unidad del grupo y la amistad que los ha unido durante largos años. 2

Red -2010-, ¡menudo reparto! Frank (Bruce Willis), Joe (Morgan Freeman), Marvin (John Malkovich) y Victoria (Helen Mirren) son agentes especiales ya retirados, a los que la nueva administración de Washington desea ver muertos. El motivo: eran los mejores agentes de la CIA, pero saben demasiado. Adaptación del cómic de Warren Ellis.

Los mercenarios 2 -2012-, Stallone vuelve a la carga, ¡¡¡y esta vez el malo es Van Damme!!!! Además, ya sabemos que no hay dos sin tres....Barney Ross (Sylvester Stallone), Lee Christmas (Jason Statham), Yin Yang (Jet Li), Gunner Jensen (Dolph Lundgren), Toll Road (Randy Couture) y Hale Caesar (Terry Crews) y Billy (Liam Hemsworth), un nuevo colega, se vuelven a reunir cuando el señor Church (Bruce Willis) les encarga un trabajo aparentemente sencillo y muy lucrativo. Sin embargo, el plan se tuerce cuando un peligroso terrorista llamado Villain (Jean-Claude Van Damme) les tiende una emboscada. Entonces su único deseo será vengarse. Así es como van sembrando a su paso la destrucción y el caos entre sus enemigos hasta que se encuentran con una amenaza inesperada: cinco toneladas de plutonio apto para uso militar, una cantidad más que suficiente para cambiar el equilibrio de poder en el mundo.

Looper - 2012-. Como en el año 2072 los asesinatos están terminantemente prohibidos, las víctimas son enviadas a través de una máquina del tiempo al pasado (2042), donde los Loopers, un grupo de asesinos a sueldo, se encargan de eliminarlas y deshacerse rápidamente de sus cuerpos. El problema surge cuando Joe (Gordon-Levitt), uno de los Loopers, recibe desde el futuro un encargo muy especial: eliminarse a sí mismo (Bruce Willis).

Red 2 -2013-, Frank Moses (Bruce Willis), agente retirado de la CIA, vuelve a reunir a su peculiar equipo de élite para emprender la búsqueda de un dispositivo nuclear portátil desaparecido. Durante la operación tendrán que enfrentarse a un ejército de implacables asesinos, despiadados terroristas y oficiales del Gobierno enloquecidos por el poder. Todos ellos están ansiosos por hacerse con el arma letal, pero no son conscientes de lo que significa enfrentarse al equipo de Retirados Extremadamente Peligrosos y sus tácticas de la vieja escuela.

La jungla: un buen día para morir -2013-, o mejor dicho, un buen día para dejar la franquicia..... El policía John McClane (Bruce Willis) se encuentra por sorpresa en Moscú con su hijo Jack (Jai Courtney) en el lugar y momento equivocados. Con los peores elementos de los bajos fondos rusos tras ellos y luchando contrarreloj para evitar una guerra, los dos McClane descubren que sus métodos opuestos para enfrentarse a las dificultades les pueden venir bien para aunar fuerzas para mantenerse vivos.

Múltiple -2016-, de M. Night Shyamalan (yo no he dicho nada.....)

Glass (Cristal)de M. Night Shyamalan, "Glass" sigue los pasos de David Dunn (Bruce Willis) en su búsqueda de la figura superhumana de "La Bestia". En la sombra, Elijah Price (Samuel L. Jackson) parece emerger como una figura clave que conoce los secretos de ambos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

RESEÑA "LABORDETA, UN HOMBRE SIN MÁS"

Sinopsis e introducción Sinopsis : Septiembre de 2010. Más de 50.000 personas despiden en el palacio de la Aljafería a Labordeta. Profesor d...