viernes, 31 de mayo de 2019

RESEÑA - OKKO, EL HOSTAL Y SUS FANTASMAS

Introducción y sinopsis

Nos encontramos con la adaptación al anime de la novela juvenil escrita por Hiroko Reijō e ilustrada por Asami. Kitarô Kôsaka (Nasu: A Migratory Bird with Suitcase) dirige esta película escrita por Reiko Yoshida (Gekijo-ban Non Non Biyori: Vacation). Este anime ha sido galardonado con el premio a "Mejor Animación" de la Academia de Cine de Japón en la 73 edición de los Premios Mainichi del presente año.

Kitarô Kôsaka nació el 28 de febrero de 1962 en la Prefectura de Kanagawa. Inició su carrera en el año 1979 en el estudio Oh! Production. En 1986 dejó el estudio, convirtiéndose en un freelance, y pronto trabajó en numerosos proyectos en el departamento de animación del Studio Ghibli. Kōsaka es conocido en Japón como la mano derecha de Hayao Miyazaki, con el que ha trabajado en filmes como El viaje de Chihiro, Howl no Ugoku Shiro. En 2003 hizo su debut como director con el anime ciclista Nasu: Andalusia no natsu, adaptado del manga de Iō Kuroda y ambientado en la Vuelta a España. La película se convirtió en el primer anime japonés seleccionado para el Festival Internacional de Cine de Cannes. 

Sinopsis: Después de perder a sus padres en un accidente de coche, Okko, una niña de diez años, se muda a vivir al campo con su abuela que dirige una posada tradicional japonesa de aguas termales. Mientras se prepara para ser la próxima dueña de la posada, Okko crece con la ayuda del fantasma Uri-bō y otros amigos misteriosos.

Notas del director:
  • Quería representar como una chica, que se encuentra en una edad susceptible en la que es consciente de sí misma, aprende que hay situaciones que no puede controlar; en el momento en que se enfrenta a la colectividad de una sociedad y la aceptación de los demás en un momento de su vida en la ciudad de la primavera llamada Hananoyu.
  • Los comportamientos egocéntricos de individuos y naciones en estos días crean conflictos aquí y allá; sin embargo, una de las empresas que no puede sobrevivir con tales actitudes es la industria de la hospitalidad. La satisfacción del cliente gira y se convierte en el beneficio del negocio, pero antes de eso, las dedicaciones a los demás podrían sacar la mejor fuerza de las personas, y creo que ese es el gran encanto y valor de los seres humanos. 
  • Espero que los niños que crecen como adultos y creen una sociedad, vean la película y piensen juntos.
Sobre la película

Okko, el hostal y sus fantasmas es una película anime que trata temas de trasfondo personal y social muy relevantes, por lo que, a diferencia de otras películas anime dirigidas claramente a un público infantil, éste tiene como principales destinatarios a jóvenes adolescentes y a un público adulto, sin que ello sea impedimento para que la película pueda ser disfrutada por los más pequeños, sólo que habrá mensajes o moralejas que no verán o no acabarán de entender.

La forma de afrontar la pérdida repentina de un ser querido (o de más de uno, como lo ocurre a Okko) y de cómo creemos en si están al otro lado para protegernos o aconsejarnos es un tema que está presente durante todo el metraje, y, como la vida misma, vemos como cada persona se enfrenta (o no) a ello de formas muy diversas, sin que haya una única forma correcta, siendo válidas todas y cada una de ellas.

La película también representa una pugna entre lo tradicional (el hostal regentado por la abuela de Okko; los valores que la abuela intenta traspasar a Okko; etc.) y lo moderno (un hotel mucho más moderno y lleno de muchas más "comodidades" para los huéspedes; la chica compañera de clase y "equivalente" a Okko en dicho hotel; etc.), en el que éste último puede parecer una referencia clara hacia el capitalismo, hacia el materialismo sin sentido de consumir, y dónde debemos valorar si lo que realmente nos hace felices como personas es el tener muchas cosas que seguramente no vayamos a utilizar en su justa medida o el conformarnos con las cosas más livianas que nos da la naturaleza y que podemos proporcionar nosotros como personas, para sentirnos precisamente lo más personas posible. Y ello se resuelve en la cinta con una curiosa mezcla (no de 50/50) entre una y otra, mostrándonos de nuevo que las decisiones en la vida corresponden a una paleta de colores, y que no todo deber ser o blanco o negro.

Evidentemente, la cinta está marcada por una fuerte filosofía oriental (mi curación la encontraré ayudando al prójimo; no hay que ser deshonesto; debes respetar y aprender de tu adversario; etc.) que difícilmente es trasladable al mundo actual occidental donde vivimos, difícil pero no imposible.

Como película, sus escasos noventa minutos transcurren de una forma bastante lineal, sin demasiadas sorpresas, siendo en mi opinión sus últimos veinte minutos lo mejor de la misma. Y no quiero explicar nada más por no caer en la tentación de narrar algo que pueda ser considerado como spoiler. Únicamente decir, como aspecto no positivo, que la mayoría de sus personajes, caracterizaciones y paisajes son, en cuanto a diseño, demasiado sencillos, sobre todo si los comparamos con las últimas películas anime estrenadas, pero ello tampoco es una dificultad para poder disfrutar de la película.

Puntuación Latidos por el cine: 7 sobre 10



No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL 7 DE OCTUBRE COMIENZA MK2 CORTO FEST: EL PRIMER FESTIVAL DE CORTOMETRAJES MULTI-SEDE EN 10 CINES Y 7 PROVINCIAS

El próximo 7 de octubre comienza la primera edición de mk2 Corto Fest , el primer festival de cortometrajes multi-sede organizado por un g...