martes, 10 de octubre de 2023

ENTREVISTA A VICENTE VILLANUEVA, ANNA MOLINER Y CARLOS CUEVAS - LA TERNURA

La película
 La Ternura, dirigida por Vicente Villanueva (Toc Toc, Sevillanas de Brooklyn) se estrenó en nuestros cines el pasado 29 de septiembre de la mano de 
Universal Pictures International Spain.

La Ternura esta basada en el texto teatral del dramaturgo español Alfredo Sanzol, uno de los fenómenos teatrales de los últimos años. Protagonizada por: Emma Suarez (Josefina, La consagración de la primavera), Gonzalo de Castro (La familia perfecta, A Ciegas), Alexandra Jiménez (Bajo terapia, Historias para no contar), Fernando Guallar (El juego de las llaves, Tras la pared), Anna Moliner (Las chicas del cable, Hache) y Carlos Cuevas (Donde caben dos, La piel del tambor), quienes dan vida a los náufragos de esta historia llena de enredos, risas y grandes dosis de ternura. 

El rodaje transcurrió por diversas localizaciones de Las Palmas de Gran Canarias, Madrid y la playa de Cosón, en Samaná (República Dominicana).

La Ternura es una coproducción hispano-dominicana de Pris&Batty (8 Apellidos vascos, 8 Apellidos catalanes, Toc Toc)La Ternura la película A.I.E, y Bahía Carey por parte dominicana; y cuenta con la participación de RTVE y Movistar Plus+.

Sinopsis:

La Ternura es una divertida comedia romántica que cuenta la historia de una Reina algo maga y sus dos hijas princesas que viajan en la Flota de Indias para casarse en matrimonios convenidos por el Rey. 

La Reina Esmeralda odia a los hombres porque siempre han condicionado su vida y le han quitado la libertad, así que no está dispuesta a que sus hijas tengan el mismo destino que ella. Cuando la Flota pasa cerca de una isla que la Reina cree desierta invoca una tempestad que hunde el barco en el que viajan. Su plan es quedarse a vivir en esa isla con sus hijas para no volver a ver un hombre en su vida. 

El problema es que eligen una isla en la que desde hace veinte años viven un leñador con sus dos hijos que huyeron allí para no volver a ver una mujer en su vida. En cuanto la Reina y las dos princesas descubren que no están solas, temiendo por su vida, se visten de hombres para protegerse. 

Y aquí comienzan las aventuras, los líos, los enamoramientos y las confusiones.

Gracias a los cines Kinépolis Full de Splau y a Intermèdia Comunicació, tuvimos la oportunidad de entrevistar a su director, Vicente Villanueva, y a los actores, Anna Moliner y Carlos Cuevas. Aquí tenéis el resultado de la entrevista.

Carlos.- ¿Cómo ha sido el proceso de adaptación al cine de la obra literaria?

VICENTE VILLANUEVA.- Mira, esto parte como una propuesta del productor, porque antes habíamos hecho "Toc, toc", que también provenía de una obra de teatro. Él me habló de las obras de teatro de Alfredo Sanzol, también buscando la posibilidad de adaptar un material teatral al cine. Estuvimos valorando varias obras, pero al ver "La Ternura" yo le dije "creo que hay una película, una película grande, de aventuras, difícil, complicada, pero si quieres yo me lanzo". Entonces me dijo que sí. Tardamos cinco años en financiarla y finalmente, pues ahí está. La adaptación en sí fue un material muy interesante, a mí desde que vi la obra me encantó. Estaba muy claro que era un material que bebía de muchas obras de Shakespeare. Lo que había hecho Alfredo Sanzol es coger un poco de aquí, otro poquito de allí, y hacer un argumento original que como historia independiente funcionaba muy bien. La verdad es que ha sido un un placer hacerlo. Para un director de cine el ejercicio de adaptar un material así es un regalazo. Desde la primera vez que vi la obra, porque yo ya fui a verla pensando en adaptarla, ya me iba imaginando un poco cómo transformaría todo ese material en una película. Y es que realmente pensé que era el guión de una película. La obra de teatro es un espacio vacío, pero nosotros hemos creado todos esos espacios gracias a la magia del cine. Lo bonito es que quien ha visto la la película y no conoce la obra de teatro se pregunta por esta última. Eso es lo bonito, generar un poco ese misterio y ese interés en conocer la obra. 

Carlos.- Anna, Carlos, contadnos por favor cómo llegáis al reparto y si ha supuesto una dificultad especial aprenderos el guión en prosa, en verso.

CARLOS CUEVAS.- A la película llegamos de l
a manera habitual que es con un casting. La casualidad es que hicimos el casting juntos, que a veces no sucede. Yo personalmente sí que conocía el texto teatral, lo había visto como como espectador e incluso había estado a punto de hacer la obra de teatro también. No se pudo concretar por unos problemas de agenda, pero cuando yo supe que se levantaba la película tuve mucho interés en poder hacerla así que cuidé mucho la preparación del casting. Respecto a lo de la prosa y el verso, creo que es uno de los alicientes de esta película. Pasa muy poco que en cine te puedas enfrentar a hablar de esta manera, o a ver ese tipo de textos. Era un aliciente más. Lo que está claro es que "La Ternura" no es una película al uso.

Carlos.- Supongo que la experiencia que tenéis con el teatro, sobre todo tú Anna, os ha ayudado en ese sentido.

ANNA MOLINER.- Te ayuda muchísimo. Justamente cuando te enfrentas a un texto así el texto no tiene que sonar, tiene que desaparecer, que tú ya no veas que es un texto antiguo y te lo creas. Carlos y yo hemos hecho una obra de teatro juntos, y es verdad que el teatro te da un entrenamiento, trabajas tantos textos diferentes, contemporáneos, clásicos, de tantas maneras, que cuando te enfrentas a un proyecto así estás preparado para hacerlo, porque precisamente estás jugando con el texto a fondo. 

Carlos.- Hay muchas cosas que me gustan de la película, una de ellas son los títulos de crédito iniciales, que me han recordado al cine de George Méliès. 

VICENTE VILLANUEVA.- Sí, con esa introducción ya estábamos creando un mundo nuevo, un mundo propio, yo quería darle un punto de guiñol. Es un universo creado con dibujos, con marionetas, para luego entrar en la realidad. Es una breve introducción para luego establecer las reglas de lo que va a ser el juego. Y también me apetecían mucho esos títulos de créditos finales, muy retros, en el sentido de que aquí están los actores en sus mejores momentos y este es el momento de aplaudirles. Yo a toda la película le quería dar una aureola de cuento, como de película de los años 60 o 70, es decir, buscar ese punto retro naif pero a la vez todo actualizado.  

Carlos.- Precisamente, una de las virtudes de la película, que no sé si está en la obra de teatro, es precisamente eso, que se utiliza un lenguaje digamos antiguo para hablar de temas actuales, como por ejemplo el amor que puedas sentir hacia una persona con independencia del sexo que sea.

VICENTE VILLANUEVA.- Todo eso ya estaba ahí. Alfredo Sanzol, el autor de la obra, ha visto la película y le ha gustado mucho. A la hora de hacer la adaptación al cine nos hemos tomado algunas licencias, pero él me ha dicho "es mi historia convertida al cine".

Carlos.- En la escena prácticamente final, mientras la veía, a parte de reírme, pensaba ¿cuántas veces tuvisteis que repetir la escena? ¿Salió bien a la primera?

CARLOS CUEVAS.- Una cosa que fue un gran acierto por parte de Vicente y del equipo es que esta escena estaba ensayada meses antes. Yo creo que Vicente preveía que esto podía ser un Cristo de rodar y esto lo ensayamos ya en Madrid varios meses antes para que luego no tuviéramos que perder tiempo en rodaje para construir la coreografía. 

VICENTE VILLANUEVA.- Esa escena yo quería que fuera muy Cartoon, que sorprendiera, y montamos toda esta coreografía, que realmente era un baile. Empezamos con todo el movimiento técnico, primero toda la coreografía y luego la planificación la adaptamos a todo ese movimiento. Es verdad que puede parecer muy divertida, pero en República Dominicana tuvimos muy poco tiempo, y es verdad que no hacíamos muchas tomas porque se nos iba el tiempo. 

Carlos.- Los efectos especiales me han parecido espectaculares. ¿Qué empresa se ha encargado de su desarrollo?

VICENTE VILLANUEVA.- Muchas gracias por comentarlo. La empresa se llama Contrasentido, es una empresa madrileña con la que yo ya había trabajado en  dos series. Contamos con ellos y ahí estuvimos puliendo muy bien los efectos. Es un placer trabajar juntos. 

Carlos.- Última pregunta, ¿que habéis aprendido y con qué os quedáis de haber hecho la ternura?

VICENTE VILLANUEVA.- Pues mira, personalmente he aprendido que he sido capaz de sacar esto adelante, ya puedo rodar lo que sea (risas).

CARLOS CUEVAS.- Una de las cosas que me atrajo más del proyecto era que el texto me gustaba mucho. Las posibilidades que te da el cine para transformar cosas es increíble. Fíjate que estamos hablando de una obra que yo ya había visto montada e interpretada. El cine te da unas posibilidades tremendas para darle otros puntos de vista, otras imágenes a los textos, y esto es lo que me interesa.

ANNA MOLINER.- Para mí esta película es muy especial, porque aunque lleve 19 años trabajando como actriz, es mi primera película. Siempre he querido hacer cine y a veces pienso que el momento tenía que llegar ahora, ¿no?, porque no es casualidad que debute en el cine haciendo una adaptación teatral. Aprendes todo el rato sobre la marcha, pero es verdad lo que dice Vicente, también me quedo con una sensación de haber dado un paso más, el haber sacado adelante algo muy complejo, pero que te hace crecer muchísimo. Cualquier reto siempre en nuestro trabajo es bienvenido, porque es cuando puedes crecer. Si te quedas con lo que ya sabes hacer no llegas a ningún lado. 

1 comentario:

  1. Creo que nunca he visto una película que se basa o es adaptación de una obra de teatro. Tiene que ser curioso.
    Por cierto, al hilo de lo comentado me encantas esta frase de la entrevista "Las posibilidades que te da el cine para transformar cosas es increíble."
    Gracias Carlos., buena entrevista.

    ResponderEliminar

ENTREVISTA A JAVIER MORGADE Y ALBERT BARÓ, ACTORES EN "DISCO, IBIZA, LOCOMÍA"

Sinopsis : Estamos en la España de mediados de los 80. Un grupo de amigos capitaneados por Xavi Font (Jaime Lorente), acaban de llegar a Ibi...