sábado, 20 de enero de 2024

ENTREVISTA A ALBERTO RUIZ ROJO Y FLIPY - DIRECTOR Y PRODUCTOR DE "LA LEY DEL MAR"

La miniserie La Ley del Mar se estrena este domingo 21 de enero en TVE1
La productora Studio 60, RTVE y À Punt estrenan la nueva miniserie, basada en hechos reales, de un barco pesquero que puso en jaque a Europa.

La serie está protagonizada por Luis Tosar y Blanca Portillo, junto a un elenco de lujo compuesto por Sonia Almarcha, Víctor Clavijo, Alex Monner, Pau Durà, Lamine Thior, Carlos Serrano, Alfonso Lara, Ramón Ródenas, Teresa Hurtado, Eva Marciel y Paula Muñoz, entre otros.

La serie está rodada íntegramente en escenarios naturales durante 7 semanas entre Madrid, Alicante, Ciudad de la Luz y Santa Pola, incluyendo un complejo rodaje en alta mar de tres semanas dándole un gran valor de producción al proyecto y que le confiere a la serie una verdad inigualable, que se palpa en cada minuto.

‘La ley del mar’ - Sinopsis

Una historia de valores, amor y dosis de thriller

El 14 de julio de 2006, José Durá “Pepe” interpretado por Luis Tosar, y nueve tripulantes más del pesquero ‘Francisco y Catalina’ tomaron la decisión, amparada según ellos en la denominada “Ley del Mar”, de subir a un barco preparado para 10 tripulantes a casi 50 inmigrantes varados a diez millas de Malta, entre los que se encontraban una niña de 2 años y una mujer embarazada.

Durante nueve largos días, la embarcación quedó a la espera de la decisión de las autoridades europeas. Mientras las negociaciones se sucedían entre la diplomacia de media Europa, más de sesenta personas convivían en apenas cincuenta metros cuadrados.

A su vez, en Santa Pola, las parejas de la tripulación movilizaron a la opinión pública provocando que los medios de comunicación y autoridades se interesaran por el suceso. También en paralelo, la embajadora española en Malta, interpretada por Blanca Portillo, se involucró de lleno en movilizar a la UE buscando una solución humanitaria. Finalmente, el 21 de julio los inmigrantes pisaron tierra firme. Este suceso cambió la legislación europea sobre inmigración tras un heroico pulso entre “las Leyes del Mar y las de la Tierra”.

Una miniserie contada en tres niveles emocionales

La narrativa se distribuye en tres ejes: la relación entre los pescadores y los inmigrantes en el barco, lo que ocurrió entre despachos europeos con la presión de la embajadora española en Malta, y la incertidumbre y tensión vivida en Santa Pola por los familiares y allegados de los pescadores que activaron a la opinión pública dando a conocer el caso a nivel nacional.

La serie, producida por Studio 60, está dirigida por Alberto Ruiz Rojo, está escrita por Tatiana Rodriguez y Victor Pedreira; la producción ejecutiva corre a cargo de Rafa Parbus y Flipy.

Gracias a nuestr@s amig@s de Record Time hemos podido entrevistar al Alberto Ruiz Rojo y Flipy, director y productor de la serie. Éste es el resultado de la entrevista:

Carlos.- Contadme por favor, ¿desde cuándo se está gestando el proyecto y cómo surge la posibilidad de llevar a nuestras pantallas este hecho real?

FLIPY.- Pues el proyecto surge a raíz de ver un documental, que se titula "Malta Radio", que completa un poco la historia que hemos contado nosotros. Es un documental que está en Filmin, por cierto. Me di cuenta que había una historia muy potente y con muchas más aristas que simplemente el punto de vista que tenía el documental. Ahí empezamos a armar el proyecto, queriéndolo contar desde el lado de los inmigrantes y los pescadores, las mujeres y los familiares de Santa Pola que movilizaron la opinión pública, y la trama, un poquito más política, de cómo funciona Bruselas en estos casos, con el personaje de la cónsul de España en Malta, que le echó un pulso a la Presidencia del Gobierno en España y a la Unión Europea para conseguir que esta gente tuviera una salida humanitaria.

Carlos.- La serie cuenta con un reparto espectacular, ¿cuánto tiempo tardasteis en juntarlos a todos y cómo habéis conseguido un elenco tan increíble?

FLIPY.- Lo primero que hicimos fue contar con Víctor Pedreira y Tatiana Rodríguez para que elaboraran el guión. Cuando tuvimos el guión, contactamos con la otra persona clave en este proyecto, que es el director Alberto Ruiz Rojo. Alberto se leyó el primer guión de Tatiana, y que te diga él, qué sensación tuvo y cómo empezamos a armar el proyecto a raíz de eso.

ALBERTO RUIZ ROJO.- Sí, la verdad es que fue una sorpresa increíble, muy agradable. Ellos me ofrecieron el proyecto, yo lo leí y ya solo con la sinopsis que había de los dos capítulos me emocioné, y eso no pasa muchas veces. Realmente era un material muy poderoso, me encantaba lo que contaba, pero también cómo lo contaba. Esos puntos de vista hacen que entres en la historia de una manera muy particular, hacen que se generen unas líneas empáticas. Respecto al reparto, ellos ya tenían en mente e incluso habían fichado a Blanca Portillo y a Luis Tosar, dos grandes absolutos, que son una maravilla y con los que es un placer trabajar, por la calidad y también por la calidad humana que han demostrado en el proyecto. Luego fuimos incorporando a otros muchos actores y actrices que nos gustaban, como Víctor Clavijo, Sonia Almarcha, Teresa Hurtado o Pau Durà, por ponerte algunos ejemplos. Tú mismo lo has dicho, hemos contado con un elenco increíble.

Carlos.- Habéis rodado en Madrid, Alicante, Ciudad de la Luz, Santa Pola, durante tres semanas en alta mar… ¿Cómo ha sido la experiencia del rodaje?

FLIPY.-
Que te cuente mejor Alberto (risas). Hemos rodado la serie en escenarios naturales. Tiene mucho mérito esas dieciocho jornadas en alta mar, que le dieron un valor de producción increíble, teniendo en cuenta que solamente teníamos menos de siete semanas para rodar los tres capítulos.

ALBERTO RUIZ ROJO.- La verdad es que fue un reto, nos encontramos ante una incertidumbre muy fuerte. Teníamos dieciocho jornadas que rodar dentro del barco, estuvimos planteando muchas opciones (hacerlo un tanque de agua, hacerlo con cromas, hacer un plató virtual...), pero realmente al final nos tiró la más arriesgada, era la que creíamos que iba a funcionar mejor, que era rodar tal cual, en el barco y en alta mar. Eso fue una apuesta porque no sabíamos qué iba a pasar. Yo ya había rodado muchas veces en barcos, pero sólo un día o una tarde, pero nunca dieciocho días seguidos, esto prácticamente no lo ha hecho nadie. Realmente nos desaconsejaban que lo hiciéramos, había motivos para pensar que era muy arriesgado, pero nos tiramos para adelante y la verdad es que ha sido una maravilla porque conseguimos una dosis de realidad impresionante, los actores lo sienten, podemos rodar para todos los lados con la cámara, meternos dentro sin tener limitaciones, etc.  Lo que a priori era incertidumbre o un inconveniente muy fuerte se convirtió también en una ventaja, se fue creando una sensación especial, el estar rodando todos los días, salir a navegar por la mañana, a las siete de la mañana, ver amanecer mientras que vamos a trabajar, tenía una parte de magia muy importante y eso generó una cercanía muy fuerte. Se generó una gran familia y un ambiente muy bonito, y yo creo que eso se ha transmitido luego a la serie.

Carlos.- ¿Nos podéis hablar por favor, por un lado, de la narrativa de la serie, esos tres puntos de vista desde los que se cuenta la historia, es algo que ya estaba previsto desde inicio en el guion? Y en tu caso Alberto, si nos puedes hablar de la utilización del recurso de cámara al hombro, que por lo que he leído, creo que está bien presente en la serie.

FLIPY.- A nivel de escritura, una de las mayores responsabilidades era que estamos contando la historia de Pepi y Pepe Durá, dos seres humanos con una humanidad increíble y una generosidad aún mayor. Como te digo, había mucha responsabilidad, y por eso decidimos que lo primero era contactar y hablar con ellos, y ver si ellos querían que contáramos su historia. La verdad es que fueron muy generosos, nos dijeron que sí, han colaborado mucho en el proceso de escritura, han colaborado también con los actores, Luis Tosar ha hablado mucho con Pepe y le ha ayudado también a entender qué se experimenta ante una situación así. Luego había otra gran responsabilidad con el tema de los migrantes, en las noticias son números, tantos ahogados, tantos han llegado a un puerto, etc., pero hemos de pensar que detrás de esos números hay nombres y apellidos, hay historias, hay un por qué dan ese paso de jugarse la vida para llegar a otro sitio en el que a lo mejor tampoco obtienen nada. Queríamos eso, que la gente supiera que detrás de un número hay personas y circunstancias. En este sentido, estamos muy contentos porque creo que la percepción ha sido bastante buena. He de dar las gracias a Alberto, que ha rodado desde la verdad, más allá de las actuaciones de los actores, y también ha sido muy importante para nosotros la figuración, ya que estaban todos a una con lo que hacíamos.

ALBERTO RUIZ ROJO.- Sinceramente, muchas gracias Flipy. La verdad es que el tema de la figuración ha sido un reto importante también. Prácticamente no había figurantes, la agencia de figuración tuvo que buscar entre los pueblos, y no era fácil, porque tenían que ser personas con unas características concretas, que supieran nadar, etc. Fue un poco difícil encontrarlos, pero la verdad es que luego fue increíble la manera en que ellos se metieron también en la historia con nosotros. A mí lo que me gustó mucho cuando leí el guión era el tema de los puntos de vista. Vemos en las noticias que el tema se cuenta a través de números, y el poder contarlo desde la ficción a través de personajes es lo que hace que se genere esa empatía. La manera de potenciar esos puntos de vista era meternos dentro, pegados a los personajes, por eso utilizamos mucho cámara al hombro, ópticas muy cortas, muy angulares, para estar muy cerca de los personajes, meter al espectador dentro del barco totalmente. Escenas claves las trabajábamos en plano secuencia para tener esa sensación más de realidad, de verismo, sin trampa ni artificios. A mí me gusta mucho combinar secuencias con muchos planos y mucho montaje con secuencias en un plano. Creo que una cosa potencia a la otra y la otra y la otra a la una. Se genera un lenguaje que resulta rico, resulta cercano,  y ello nos acerca a los personajes. Es la forma de contar, de potenciar al máximo los puntos de vista, contar a través de los personajes.

Carlos.- ¿Qué es lo que os ha costado más sacar adelante de este proyecto?

FLIPY.- Bueno, yo creo que sobre todo la preproducción, ha sido lo que más ha costado, luego el rodaje sinceramente fue como la seda, aunque no lo parezca. La reproducción fue compleja porque teníamos que rodar en unas fechas muy determinadas, había que cuadrar todo, el presupuesto meterlo en esas menos de siete semanas, y además el mar. Es una serie en la que lo del barco no podíamos obviarlo. Al final la decisión más arriesgada fue la que tomamos y la que mejor salió. Hubiera sido más fácil rodar en un tanque de agua, en un puerto amarrado con croma y tal, pero al final fuimos a lo más difícil, y creo que es lo que le ha dado a la serie un valor de producción.

ALBERTO RUIZ ROJO.- No habría sido lo mismo, no, los actores no habrían sentido esa realidad, esa cercanía. Y sí, al hilo de lo que cuenta Flippy, la preproducción fue un desastre: no teníamos patera y no había forma de encontrarla, no teníamos patrullera y no había forma de encontrarla, no teníamos dónde amarrar el barco en puerto (el sitio donde íbamos a amarrar pertenecía a un juzgado y había allí un barco confiscado), hubo un temporal justo antes de los días de empezar a rodar, etc. Parecía que no iba a salir nada, y de repente el aire cambió y todo fue a favor. Destacar la generosidad de toda la gente que ha colaborado, que ha sido brutal. La gente ha sentido que esta es una historia importante y nos ha dado de su parte todo, y cuando todo el mundo da todo es imposible que las cosas salgan mal. Así que ha sido una actitud muy generosa por parte de los actores, los figurantes, el equipo, los productores, Flippy, Rafa Parbus, etc. Yo he rodado con una libertad increíble, he sentido un apoyo brutal, ellos se han volcado conmigo y cuando te dan esas facultades sale lo mejor de ti, y yo lo tengo que agradecer siempre. Estamos muy contentos porque creo que es una historia que tiene alma, y eso es muy difícil que suceda.

Carlos.- La forma de ver series ha cambiado muchísimo, al menos para los que tenemos de 40 para arriba. Hemos pasado de verlas en televisión pública o privada, a razón de capítulo por semana, a devorarlas enteras en plataformas de streaming. ¿Creéis que en la actualidad las cadenas de televisión parten con desventaja a la hora de querer desarrollar series?

FLIPY.- Yo creo que no. Es otro modelo de negocio. Las cadenas lineales viven de la publicidad, tienen que meter cortes de publicidad, eso es un drama, pero es así, no hay otra. Basile decía "yo tengo una cadena que emite anuncios y en medio pongo películas, series y programas" (risas). Bueno, sin llegar a ese extremo, que tampoco creo en ese estilo, se requiere de cierta valentía, por ejemplo, dejar de hacer series de 70 minutos y poder hacer series de 50 minutos. Yo creo que eso le daría mucha más calidad a las producciones. Ahora, por ponerte otro ejemplo, hay muchas series con tramas que no habría por qué alargarlas, y lo hacen. También se podría rodar un poquito más desahogado. Yo creo que las televisiones lineales puedan trabajar con plataformas y llegar a modelos de coproducción, sería interesante. Por otro lado, una televisión pública como Televisión Española sí está empezando a dar ese paso desde hace tiempo, ya no hay publicidad, las series tienen formatos de 45 minutos, con lo cual, hay una televisión en abierto, una televisión gratuita, que te está dando también una opción de visionado igual que una plataforma. Una televisión que apuesta por historias locales, pero con un proyección internacional, creo que es un sitio donde mirar también.

ALBERTO RUIZ ROJO.- Yo creo que también ha evolucionado mucho la forma de hacer y los contenidos. Hace tiempo que ya dimos un paso de gigante, la forma de rodar ya se rueda igual en cine que en televisión, con los mismos equipos, las mismas personas prácticamente, y la misma forma de trabajar. Últimamente también hemos dado ese paso en contenidos, los contenidos que se hacen son contenidos adultos, nos hemos incorporado a este momento de de edad de oro de las series. Las series se han convertido en el producto cultural por excelencia del siglo XXI. Eso nos permite también avanzar en contenidos, cada vez más complejos, más variados y sofisticados. Además, en esta serie se van emitir los tres capítulos seguidos, del tirón, o sea que va a ser una experiencia muy parecida a la de una plataforma, cuando nos gusta la serie y la vemos del tirón.

Carlos.- Flipy, ¿nos puedes hablar por favor de Studio 60?

FLIPY.- Studio 60 nace con la vocación de trabajar entre España y Latam. Yo estuve cuatro años trabajando allí, para Nickelodeon, HBO, Sony, etc. Se trata de hacer historias trabajando muy de la mano con talento, desde la escritura, la dirección y demás. En este sentido, arrancamos con una serie de para Sony Latam, que ya se estrenó,  y que se llama "Playa Soledad". En España nuestra puesta de largo es "La Ley del Mar", que me parece un proyecto que no podía ser mejor para hacer una presentación de una productora, por todo, por la historia, el elenco, la parte técnica, etc. Seguimos trabajando en esa línea, estamos desarrollando proyectos también con Julio Rojas, para Latam, estamos aquí trabajando también con otros autores en España, y, bueno, espero que en breve podamos hacer otra entrevista hablando de otro proyecto y que estemos aquí las mismas tres personas.

Carlos y Alberto Ruiz Rojo.- ¡Ojalá! (risas)

Carlos.- ¿Qué habéis aprendido y con qué os quedáis de haber hecho La Ley del Mar?

FLIPY.- Yo me quedo con que hay más gente buena que mala, me quedo con eso. Yo creo que la serie nos hace ver que hay buena gente, que podemos ser mejores personas, me quedo con eso sinceramente. Me quedo con eso, con que me gusta convivir en una sociedad en la que existen personas como Pepi y Pepe Durá.

ALBERTO RUIZ ROJO.- Si hay algo bonito en esta profesión es que siempre estamos aprendiendo. Si algún día te crees que lo sabes todo entonces estás muerto creativamente. Todos los proyectos nos expanden el corazón de alguna manera, pero este nos lo ha expandido de una forma especial, no es una historia más, estamos contando la historia de una gran injusticia, esto pasó en el 2006, estamos en el 2023 y estamos exactamente igual o peor. Es un problema que es muy difícil que se solucione de golpe, mientras haya esta desigualdad tan brutal siempre va a haber gente que quiera mejorar su vida. Para mí lo más importante es que, de repente, en una profesión en la que nos dedicamos al entretenimiento básicamente, tener la oportunidad con historias como estas de poner tu granito de arena al un problema así es mucho. No vas a solucionar el problema, evidentemente, pero si le abres el corazón a alguien, si ve el problema de otra manera a cuando vemos las noticias, sentir esos sentimientos, verlos, empatizar con esas personas, descubrir cómo es su vida, su problemática, ponerte un poquito en la piel de esas personas, es muy satisfactorio poder contribuir a algo así. Es una satisfacción impresionante.

1 comentario:

  1. Solo he podido ver el primer capítulo, pero no me voy a perder el resto. Aún con más motivo tras leer la entrevista.
    Gracias Carlos.

    ResponderEliminar

"DISCO, IBIZA, LOCOMIA" - 17 DE MAYO EN CINES

Tenemos el placer de informaros de la fecha definitiva de estreno de la película Disco, Ibiza, Locomía , dirigida por Kike Maíllo ( Toro ), ...