viernes, 13 de enero de 2023

ENTREVISTA A AGA WOSZCZYNSKA, DIRECTORA DE SILENT LAND

Silent Land nos propone una inquietante historia sobre las profundidades de la culpa y la negación en un contexto multicultural, cuya atmósfera y narración nos recuerda al cine de Yorgos Lanthimos, Ruben Östlund y Luca Guadagnino.

En una propiedad paradisíaca en Cerdeña, una pareja polaca de elegancia etérea, inicia una estancia de vacaciones cuyo transcurso se verá rápidamente truncado por un desdichado accidente.

La joven directora polaca Aga Woszczyńska relata la paulatina desintegración de una pareja ante un trágico evento. Pero esta implosión tiene la particularidad que se produce entre una cínica indiferencia y un silencio inquietante…

SinopsisUna pareja perfecta en una casa de vacaciones en una soleada isla de Italia. La realidad no está a la altura de sus expectativas cuando se dan cuenta de que la piscina de la casa está estropeada. Ignorando que la isla sufre escasez de agua, piden que alguien la arregle. La presencia constante de un extraño invade la idea de seguridad de la pareja y pone en marcha una cadena de acontecimientos que les hace actuar de forma instintiva e irracional, dirigiéndose hacia el lugar más oscuro de su relación.

Festivales
  • Festival Internacional de cine de Toronto 2022
  • Festival Internacional de cine de Tesalónica - Premio FIPRESCI 2022
  • Festival Internacional de cine de Zúrich 2021
La directora: Aga Woszczyńska

Directora, guionista y antropóloga, Aga Woszczyńska estudió antropología contemporánea en la Universidad de Varsovia y dirección cinematográfica en la Escuela Nacional de Cine, Televisión y Teatro de Łódź.

Ha trabajado como asistente de dirección y directora de producción en Polonia en varias producciones que han sido galardonadas en numerosos festivales internacionales. Posteriormente, su película de graduación Fragmentos fue seleccionada para la Quinzaine des Réalisateurs del Festival de Cannes en 2014, lo que le permitió presentarla después en unos sesenta festivales internacionales.

Silent Land es la ópera prima de Aga Woszczyńska, recibió el Premio FIPRESCI en 2022. Aga está actualmente escribiendo su segunda película, Czarna Woda (Agua negra). Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Aga Woszczyńska, este es el resultado de la entrevista:

Carlos.- ¿Cómo surge Silent Land?

AGA WOSZCZYNSKA.- Silent Land surge por dos motivos. En la escuela de cine donde estudié, como trabajo de fin de diploma hice una película corta, llamada "Fragmentos", con los mismos actores, los mismos personajes y una relación parecida entre ellos. Es un cortometraje de 25 minutos que a mi me supo a poco para poder enseñar a estas personas en su bancarrota emocional. Necesitaba un espacio fílmico más amplio para desarrollar sus personajes y ver si los entendía más o no, si me gustaban más o no. El segundo motivo es por todo lo que pasó en Lampedusa con el tema de los inmigrantes y el "interés" europeo sobre este tema, sobre cómo se piensa en Europa sobre los inmigrantes. Ese es el interés de esta historia, contar la historia como una Europa ciega que no quiere escuchar nada sobre los inmigrantes. Estos dos puntos son la base inicial de la película. 

Carlos.- En la película predominan mucho los planos largos y estáticos, y el silencio. ¿Nos puedes hablar de la utilización de estos elementos como recursos narrativos?

AGA WOSZCZYNSKA.- El título, Silent Land, deriva de tres causas. Primero, es el silencio de los protagonistas, entre ellos, que apenas hablan. Segundo, porque en la película apenas hay música, solo al final con los títulos de crédito. Tercero, el título hace referencia al silencio de la tierra que no habla o no quiere hablar sobre la muerte del inmigrante. Hablando de la tierra me refiero a Europa, pero no solo a ella, sino también al mundo entero; por ejemplo, hay temas de inmigración más allá de Europa (caso de la frontera de EE.UU. con México). Es curioso, porque al principio el título iba a ser "Dry Land", esto es, tierra seca, pero curiosamente, lo rodamos en Cerdeña en un momento que fue el más lluvioso en los últimos 50 años, por lo que tuvimos que cambiar el título a "Silent Land", que habla sobre el silencio hacia la tragedia que pasó. Respecto a los planos, la forma es también una parte de la narración, es para crear un poco esta distancia con los protagonistas. No quiero dirigir al espectador sobre lo que tiene que pensar, de hecho, la puesta en escena es un poco como en el teatro, bastante ancha, hay muchos puntos donde se puede enfocar, y de hecho, alguna acción pasa fuera del encuadre. Es lo que puede provocar al espectador una interpretación individual. Por eso no utilizo la música, como apuntaba al principio, ya que una especie de música puede sugestionarte la risa, el llanto, etc., por eso decidí quitarla, para dejar al espectador la interpretación más amplia posible.

Carlos.- En ese sentido que apunta, para mi Silent Land es una película muy abierta, con un final que para mi es una carta de reflexión para el espectador, espectadora. Yo veo la película como una crítica hacia esa parte de la sociedad denominada "sociedad del bienestar", donde paradójicamente dominan los "valores" de egoísmo personal, falta de empatía e inacción ante las necesidades de los demás. ¿Qué opina de ello?

AGA WOSZCZYNSKA.- Es muy importante la falta de empatía que apuntas, pero yo diría que es más importante reflexionar sobre la indiferencia y la pasividad. Los protagonistas son muy pasivos e indiferentes, y viven para su propio confort. Pienso que es un poco la tónica de nuestros tiempos, vivir para nuestro confort y ver a los inmigrantes como un factor que nos saca de ese confort. De hecho, sobre el tema de la inmigración habrá más en el futuro, habrán inmigrantes climáticos, etc. La empatía es importante, porque si podemos hacer algo, hagámoslo. Y yo lo reflejo en el personaje del hombre en esta historia, para mi es más importante su personaje que el de su pareja, porque su personaje sí cambia, y tiene ese sentido de culpa. Su personaje entiende que su inacción y su falta de empatía es un error, y por eso cambia, al contrario de la mujer, pues ella quiere volver a la estabilidad que tenían, sin cambios. Es un poco curioso que hablo del sentido de culpa con el colonialismo de Europa, pese a que Polonia nunca ha sido un país que haya tenido colonias. Mis protagonistas son polacos, al igual que yo, sin embargo me gustaría que ellos se vieran como símbolo de personajes europeos en ese sentido. Silent Land no habla solo sobre el silencio de Italia, sino, y lo digo de nuevo, también el de Europa y el de todo el mundo. 

Carlos.- Exactamente, para mi la crítica que hace la película no es solo contra la persona como individuo, sino también ante la pasividad e inacción de la Administración. ¿La elección del destino de vacaciones hacia Italia es casual o es poner el dedo en la yaga sobre las últimas controvertidas decisiones del Gobierno italiano en materia de inmigración?

AGA WOSZCZYNSKA.- Como he dicho antes, la inspiración de rodar en Italia es por la catástrofe que pasó en Lampedusa. También porque, a nivel particular, conozco el sur de Italia bastante bien, viajo allí muchas veces, y estoy enamorada de ella. De hecho quería haber grabado en Calabria, pero al final fue en Cerdeña. Debo aclarar que no quería mostrar Italia como un sitio con mucha corrupción, sólo quiero enseñar lo que pasa en el momento actual, tanto en Italia como en el resto del mundo. Mira, hay un caso muy interesante que me pasó en Luxemburgo, en una de las proyecciones de la película y posterior encuentro con los espectadores que hicimos en marzo, un mes 
después del comienzo de la guerra en Ucrania. Considero Luxemburgo como un país rico, sin problemas, y allí una pregunta de un espectador decía que para él la pasividad de la pareja hacia la muerte del inmigrante era justo como la pasividad de la OTAN con respecto a lo que pasa en Ucrania, la pasividad de las personas e instituciones. 

Carlos.- ¿Cuál es la parte de la película que le ha costado más sacar adelante y por qué?

AGA WOSZCZYNSKA.- Ninguna parte fue difícil de hacer porque nos preparamos bien, sin embargo lo más difícil fue rodar la película durante la primera fase del COVID en Italia, con el equipo y los actores de diferente parte de Europa. Al principio nos preguntábamos si todos íbamos a poder estar para el rodaje de la película, si el COVID nos iba a dejar rodar, etc. El COVID dificultó algo las cosas, pero ¡conseguimos hacer la película!

Carlos.- Como apuntaba en alguna pregunta anterior, para mi Silent Land no es una película plana, para mi es un lienzo muy abierto al espectador, espectadora. Ante este tipo de películas siempre me pregunto lo mismo, ¿por qué cuesta tanto que este tipo de películas lleguen a la gran pantalla y se mantengan en cartelera? ¿Qué estamos haciendo mal como consumidores de cine para no favorecer que este tipo de películas duren más en cartel?

AGA WOSZCZYNSKA.- Yo la verdad es que he tenido mucha suerte, mi película se distribuye en seis países diferentes, cosa que no está nada mal para ser mi primer largometraje. Esto no pasa frecuentemente. Respecto a tu pregunta, vivimos ahora mismo en unos tiempos muy complicados post-COVID, donde el típico espectador se acostumbró a sentarse en el sofá y ver una película en una plataforma... ¿Qué podemos hacer? Podemos educar. Por ejemplo, tengo unos amigos que sus hijos van a unas escuelas privadas donde tienen una clase de arte. Esto es lo que pasa en Francia, por ejemplo, donde la educación sobre el arte es importante, por eso pienso que allí el cine se recibe un poco más. Tenemos que dar más incentivos a la gente joven, puede que yo sea un poco idealista, pienso en la magia del cine, en el cine como un templo de culto... Sin embargo, siendo realistas, hay que reconocer que son momentos duros, y esta es una dura verdad. 

Carlos.- La última, ¿que ha aprendido y con qué se queda de haber hecho Silent Land?

AGA WOSZCZYNSKA.- He aprendido muchísimo, podrías hacer muchos cortometrajes, pero nunca vas a aprender tanto como haciendo un largometraje: en el plano, en el tema de pre-producción, en las cámaras, programas, etc. Lo más importante que aprendes son las relaciones, el director es como el capitán del barco, tienes a tu cargo personas y te levantas cada día para trabajar con ellos. Creas una familia de cine y los problemas que puedan surgir se resuelven en común. Para mi ha sido una gran enseñanza.

1 comentario:

  1. Descubrir los motivos de la cinta, sus finalidades y los entresijos que mueve a directores, actores/as y particularidades en general, es lo que más me gusta de las entrevistas que haces.
    Gracias Carlos.

    ResponderEliminar

MOVISTAR PLUS+ ESTRENA LA SEGUNDA TEMPORADA DE LA SERIE "SUPERNORMAL"

Supernormal , una comedia creada y escrita por Olatz Arroyo y Marta Sánchez (guionistas de Allí abajo ), protagonizada por Miren Ibarguren...