sábado, 18 de mayo de 2024

ENTREVISTA A JAVIER MORGADE Y ALBERT BARÓ, ACTORES EN "DISCO, IBIZA, LOCOMÍA"

Sinopsis
: Estamos en la España de mediados de los 80. Un grupo de amigos capitaneados por Xavi Font (Jaime Lorente), acaban de llegar a Ibiza persiguiendo su sueño de dedicarse a la moda. Allí les descubre el productor José Luís Gil ( Alberto Ammann), un magnate de la industria musical que busca nuevos talentos para lanzar un grupo. Sin tener ni idea de cantar, el grupo inicia una carrera que les lleva de vivir como hippies en Ibiza, a llenar estadios en Latinoamérica y revolucionar de paso las discotecas de medio mundo. Crearon un nuevo estilo, fueron perseguidos por fans y ganaron millones… Aunque para ello tuvieron que sacrificar su libertad.

Diferentes medios como El Confidencial, ELLE y TIME OUT la han calificado como una de las películas más esperadas del año, de la que todo el mundo está hablando.
La película Disco, Ibiza, Locomía, dirigida por Kike Maíllo (Toro), escrita por Marta Libertad (Oswald. El falsificador) y Kike Maíllo y producida por Kiko Martínez (Perfectos desconocidos). La película está protagonizada por Jaime Lorente (42 segundos), Alberto Ammann (Upon Entry), Alejandro Speitzer (La fortuna), Ivan Pellicer (Sagrada familia), Pol Granch (Élite), Javier Morgade (Alma), Albert Baró (Els nens salvatges), Gonzalo Ramírez (Ángel o demonio), Eva Llorach (Quién te cantará) y Blanca Suárez (El bar) y se estrenará exclusivamente en cines el viernes 17 de mayo.

Disco, Ibiza, Locomía es una película sobre la música, el glamour, la familia, la ambición y la traición situada en los años 80. Seremos testigos de los entresijos de la cultura de clubs, la edad dorada de las discográficas, la noche de la movida madrileña, el fenómeno fan y la explosión de la música latina en Miami.

Disco, Ibiza, Locomía es una producción de Nadie es Perfecto en coproducción con La chica de la curva y SBD Films, con la participación de Atresmedia Netflix y su distribución en cines llega este viernes de la mano de DeAPlaneta.

Con motivo de su pase en el reciente BCN Film Fest, y gracias a nuestr@s amig@s de DYP COMUNICACIÓN, tuvimos la oportunidad de entrevistar a los actores Javier Morgade Albert BaróÉste es el resultado de la entrevista:

Carlos Penela.- Si no me equivoco, cuando vosotros nacisteis, el fenómeno Locomía ya había acabado. Cuando os propusieron hacer la película y supongo que, evidentemente indagasteis más sobre el fenómeno, ¿qué os pareció toda esa revolución que supuso el grupo?

JAVIER MORGADE.- 
La revolución que supuso el grupo Locomía fue icónica. En la España de ese momento, donde la mentalidad era la que era, que un grupo de gente, que fácilmente hubiesen sido catalogados como frikis por la inmensa mayoría de la población, consiguiesen esa exposición, ese altavoz, enseñar lo que enseñaron, fue increíble. Desde lo que hacían, tanto los bailes o la estética, como su forma de vivir, que en ese momento hubiese sido criticable también. De hecho, una de las cosas más bonitas que contamos en la peli sobre esto, es esa carta de la que no quiero contar más para no hacer spoilers.

ALBERT BARÓ.-  Creo que fueron unos chavales que sin tener ni idea de lo que estaban haciendo inspiraron a muchísima gente, fueron un icono como dice Javi, marcaron muchísimo.

Carlos Penela.- ¿Cómo ha sido trabajar con Kike Maíllo?

JAVIER MORGADE.- Pues muy guay. Yo ya había trabajado con él en "Alma" y al hacerlo nuevamente con él me reafirmo en que Kike tiene una mente prodigiosa para visualizar la película entera. Es una máquina con los planos, es súper creativo y, además, a los actores nos da mucho espacio para jugar. ¡Qué mas podemos pedir!

ALBERT BARÓ.-  Sí, es cierto, es un director muy visual, creo que él tiene toda la película en la cabeza. Como dice Javi, nos dio mucha libertad a la hora de poder jugar con los personajes y con las distintas escenas, esto como actores, y encima una película que es una comedia tan fresca, tan extrovertida, es muy agradecido.


Carlos Penela.- V
iendo la película me preguntaba sobre la complejidad de las coreografías, de saber manejar los abanicos como lo hacían ellos, etc. ¿Qué dificultad ha supuesto para vosotros?

ALBERT BARÓ.- Fue todo un reto. Al principio los abanicos se rompían, salían volando, nos hacíamos heridas, teníamos que poner los dedos entre las varillas del abanico por lo que nos salieron unos cuantos callos, etc. Tuvimos que adaptarnos a los abanicos, pero fue un proceso muy divertido y muy bonito de vivir. Poder vivir esto, de alguna manera, ha sido como una revelación. Tony Espinosa y Miguel Mateo, los coreógrafos, tuvieron mucha paciencia con nosotros. Estuvieron tres meses ensayando con nosotros todos los días. Fue súper bonito. Aparte, empezamos por aquí, por la parte del baile, no nos conocíamos entre nosotros y fue una manera bonita de presentarnos y de empezar a conocernos.

Carlos Penela.-  Por lo que se ve en la película, creo que el ambiente de trabajo ha sido muy malo (risas) ¿Cómo ha sido vuestra convivencia en plató? ¿Podéis contar alguna anécdota?

ALBERT BARÓ.- Mira, la película la grabamos en Barcelona y luego en Tenerife. Cuando hay un proceso de trabajo donde hay viajes de por medio, todo siempre es bastante entretenido. Por ejemplo, en Tenerife grabamos un día en un hotel, teníamos una escena donde teníamos que bailar en unas escaleras, teníamos un plano súper general, la cámara estaba súper lejos y el hotel no estaba cerrado, estaba activo, habían turistas en la piscina tomando el sol. De repente nos plantamos nosotros con los vestidos, los abanicos, nos ponemos a bailar y claro, los turistas pensaban que éramos los animadores del hotel. Fue una situación increíble. 

JAVIER MORGADE.- Yo recuerdo también el pasacalles por el paseo de Tenerife. Todos los turistas que iban de cerveza hasta las cejas por allí, sacando el móvil, había que pedirles por favor "no grabéis", "no encendáis el flash". De estas anécdotas hubo unas cuantas.

Carlos Penela.- Después de ver la película me reafirmo en algo que pienso desde hace tiempo, y es que en España tenemos grandes grupos, grandes cantantes que merecerían su biopic, más real o más ficcionado, es igual. Pienso por ejemplo, en Mecano, en Tino Casal, en Héroes del silencio, ¿Qué pensáis al respecto?

JAVIER MORGADE.- Yo creo que de alguna manera lo llevamos haciendo, aunque es cierto que no a nivel de cine, sino de series en plataformas, pienso en "Veneno", "Camilo", "Bosé". Sí, seguro que hay muchísimas historias dignas de contar y que si nos las cuentan fliparíamos con ellas. Mecano, por ejemplo, tiene que tener una historia super interesante. O artistas que a lo mejor tuvieron que irse fuera, Mónica Naranjo, por ejemplo, que tuvo que irse a México.

Carlos Penela.- ¿Qué habéis aprendido y con qué os quedáis de haber hecho "Disco, Ibiza, Locomía"?

JAVIER MORGADE.- A bailar, a ser los reyes de la pista (risas), Además, Disco, Ibiza, Locomía sigue estando muy presente en las discotecas, o es muy habitual por ejemplo en cierres de fiesta o de boda. ¡Es un clásico!


1 comentario:

  1. produccionelectronica.com

    Aprender música para poder tocar el estilo que nos gusta es importante. Nos permite expresarnos creativamente, disfrutar más de nuestras melodías favoritas y desarrollar una habilidad que enriquece nuestra vida y bienestar emocional.

    ResponderEliminar

ENTREVISTA A JORDI BOQUET CLARAMUNT, RESPONSABLE DEL PROYECTO "RIURE", SELECCIONADO POR LA INCUBADORA DE LA ECAM

La Incubadora   es un programa de desarrollo de largometrajes dirigido a productores, directores y guionistas emergentes residentes en Espan...