viernes, 31 de mayo de 2024

RESEÑA DE "LA CAJA DE CRISTAL"

Sinopsis e introducción

Producida por los Hermanos Dardenne (Jean-Pierre y Luc Dardenne), Asli Özge dirige su cuarta película de ficción, La caja de cristal con el mismo ojo clínico de observadora crítica de la sociedad y de cómo funcionan en ella los individuos, que lleva demostrando en su filmografía -también como guionista, montadora y productora- desde su aclamada ópera prima “Men on the Bridge”.

Además de ser un intrigante thriller, La caja de cristal resulta un intenso psicodrama de corte social y humano, que oculta tras su fachada de puzzle misterioso, con personajes complejos y de dobles caras, temas actuales de denuncia socioeconómica y política como la gentrificación, el clasismo, el paro, la conciliación, la sanidad, las amenazas terroristas, el racismo o incluso la Guerra de Rusia. Una aparentemente inofensiva caja de cristal introducida en el patio interior de un edificio berlinés, y el posterior estado de emergencia y asedio policial en torno al mismo, hará que la comunidad de inquilinos se convierta en un microcosmos hostil de individuos. Su malestar y desconfianza, miedos y ambiciones, sacarán a la luz una estrategia planificada de manipulación, especulación y poder que, por desgracia, está a la orden del día en el centro de todas nuestras grandes ciudades.

La caja de cristal cuenta con un magnífico elenco de actores y actrices encabezado por Luise Heyer (Dark, All of a Sudden), Felix Kramer (La tierra prometida, Dark), Christian Berkel (Elle, El experimento), Manal Issa (Las nadadoras), Timur Magomedgadzhiev (Dos días, una noche) y Hanns Zischler (Múnich, Los edukadores).

Sinopsis
Los inquilinos de un céntrico edificio berlinés, ya sometidos a una gran tensión por los manejos de la inmobiliaria que posee el edificio, se encuentran una mañana, sin explicación ninguna, encerrados y rodeados por la policía. Nadie puede entrar ni salir. Sin información, los residentes empiezan a especular. Primero, suponen que puede haber una bomba colocada en la puerta de entrada. Luego se difunde el rumor de que un criminal se esconde en el patio. El miedo se convierte en inseguridad y a su vez en agresión. Los prejuicios provocan la polarización. Viejos conflictos vuelven a salir a la luz y los residentes empiezan a denunciarse unos a otros. En esta situación de peligro existencial, pierden su máscara de decencia humana. Empiezan a mostrar sus verdaderas caras y cada uno persigue sus propios intereses en este juego de poder y capitalismo.

Una obra sobre la gentrificación y los prejuicios sociales ambientada en el microcosmos de un edificio berlinés de apartamentos. 

Sobre la película

Asli Özge es una directora de cine y guionista turca conocida por su enfoque único y artístico en el cine. Se ha destacado tanto en el cine turco como en el internacional por sus películas que exploran las complejidades de las relaciones humanas y los aspectos socioculturales de la vida contemporánea y, en ese sentido, La Caja de Cristal no es una excepción.

La directora utiliza este encierro forzado como un microcosmos para explorar problemas contemporáneos como la gentrificación, el clasismo, el racismo y las tensiones económicas. La película funciona tanto como thriller psicológico como a modo de denuncia social, diseccionando cómo el miedo y la desconfianza pueden desmoronar las máscaras de civismo y exponer las grietas en el tejido social.  La dirección de Özge es precisa y efectiva, logrando mantener un ritmo que aumenta la tensión gradualmente.

El estilo visual de la película es claustrofóbico y tenso, con una escenografía que resalta el ambiente opresivo del edificio cerrado. La narrativa se desarrolla a través de diálogos intensos y confrontaciones, manteniendo al espectador en un constante estado de incertidumbre.

El elenco ofrece actuaciones sólidas y matizadas, destacando especialmente Luise Heyer y Felix Kramer. Sus personajes son complejos y tridimensionales, cada uno lidiando con la situación de manera única. La dinámica entre los inquilinos crea una tensión palpable, reforzando la atmósfera de paranoia y desesperación.

La caja de cristal es una película con una gran la capacidad para generar un debate sobre temas relevantes y supone una contribución significativa al cine social y al thriller.

Puntuación Latidos por el cine: 7 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ENTREVISTA A JORDI BOQUET CLARAMUNT, RESPONSABLE DEL PROYECTO "RIURE", SELECCIONADO POR LA INCUBADORA DE LA ECAM

La Incubadora   es un programa de desarrollo de largometrajes dirigido a productores, directores y guionistas emergentes residentes en Espan...